AIE teme subida de precios del petróleo sin precedentes, para 2020

El incremento de precios será mayor a partir de 2022 si el colchón del sobrante de producción se reduce

Eva González Houston (EEUU), 7 Marzo, 2017

El suministro mundial de petróleo podría encontrar grandes dificultades para mantenerse a la par con la demanda después de 2020, lo que pone al mercado en riesgo de experimentar un fuerte aumento en los precios, a menos que se aprueben nuevos proyectos de extracción pronto, según el último pronóstico del mercado petrolero de la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

El panorama mundial se presenta como un escenario cómodo para los próximos tres años, pero el crecimiento de la oferta se ralentiza considerablemente después del mencionado periodo, según el Oil 2017, el estudio que analiza y anticipa un pronóstico sobre el mercado del petróleo y que publica la AIE (Agencia Internacional de la Energía) cada año.

Las tendencias de la demanda y la oferta apuntan a un mercado petrolero mundial ajustado, con una capacidad de reposición de producción que en 2022 caerá bajo mínimos propios de hace 14 años.

Por eso el informe de la AIE dice que existe el riesgo de que los precios suban más bruscamente a partir de 2022 si el colchón de la producción de reposición se reduce.

La necesidad de más capacidad de producción se sentirá a finales de la década, a pesar de que la oferta parezca más que suficiente hoy.
No está claro que los proyectos iniciados lleguen a estar operativos a tiempo dado el descenso sin precedentes de la inversión en producción durante 2015 y 2016, grandes reducciones en los costes podrían ayudar.

Fatih Birol (Executive Director, IEA). © IEA.

Fatih Birol (Executive Director, IEA). © IEA.

En los próximos años, la producción de petróleo crecerá en los Estados Unidos, Canadá, Brasil y otros lugares, pero este crecimiento podría estancarse en 2020 si la caída súbita y récord de de la inversión en producción durante 2015 y 2016 no se revierte. Mientras que las inversiones en el campo del shale oil (petróleo de esquisto) en los Estados Unidos están aumentando fuertemente, los primeros indicadores globales de inversión para 2017 no son alentadores.

Los países en desarrollo impulsarán la demanda mundial de petróleo hasta los 104 mb / d (millones de barriles diarios) en 2022

Paises en desarrollo y Asia hacen crecer la demanda

Los países en desarrollo representan todo el crecimiento y Asia domina, con alrededor de siete de cada 10 barriles extra consumidos a nivel mundial.
El crecimiento de la demanda de petróleo de la India superará al de China para entonces.

Por lo que respecta a los vehículos eléctricos considerados como un factor importante para reducir la demanda de petróleo, la AIE prevé que sólo serán capaces de disminuir en cantidades limitadas la demanda de combustible de transporte para 2022.

EEUU el que contribuirá más a los nuevos suministros

La mayor contribución a nuevos suministros vendrá de los Estados Unidos. La AIE espera que la producción de petróleo ligero de EE.UU. (LTO) para hacer un fuerte regreso y crecer 1,4 mb / d (millones de barriles diarios) en 2022 si los precios se mantienen alrededor de $60 / bbl (barril de brent light). Las expectativas para el LTO (shale oil) de los EEUU son más altas que el pronóstico del año pasado gracias a aumentos impresionantes de la productividad.

“Estamos presenciando el inicio de una segunda ola de crecimiento de la oferta de Estados Unidos, y la cantidad dependerá de cómo vayan los precios”, dijo el Fatih Birol, Director Ejecutivo de la AIE. Pero este no es el momento para la auto complacencia. No prevemos que se vaya a producir un pico en la demanda de petróleo en el corto plazo. Y a menos que las inversiones en todo el mundo repunten fuertemente, un nuevo período de volatilidad de precios se cierne en el horizonte “.

En cualquier caso, el comportamiento de la producción estadounidense depende en gran medida de los precios. Estados Unidos reacciona más rápidamente a las señales de precios que otros productores. Si los precios suben a 80 USD / barril, la producción estadounidense de LTO (petróleo de esquisto) podría crecer 3 mb / d (millones de barriles diarios) en cinco años. Por otra parte, si los precios están en USD 50 / bbl (barril de brent ligero), podría disminuir desde principios de 2020.

Los países asiáticos tendrán que buscar proveedores fuera de Oriente Medio

El informe también destaca los cambios en los flujos internacionales de petróleo y las inversiones en infraestructura de almacenamiento. Asia tendrá que mirar más allá del Oriente Medio para satisfacer sus crecientes necesidades de importar petróleo por el incremento de su demanda de este combustible.

Con los países de la OPEP centrados en aumentar la capacidad nacional de refino para satisfacer la sus necesidades internas y aumentar las exportaciones de petróleo refinado, las exportaciones de crudo por parte de Brasil y Canadá serán mayores que las de Oriente Medio.

Dentro de la OPEP, la mayor parte de los nuevos suministros vendrán de los principales productores low cost de Oriente Medio como Irak, Irán y los Emiratos Árabes Unidos. Otros como Nigeria, Argelia y Venezuela van a reducir sus exportaciones. Por otro lado, la producción de Rusia se mantendrá estable durante los próximos cinco años.

Imagen sobre el titular.- © AIE.

Links externos relacionados:

Serie de informes de mercado de la AIE: Petróleo 2017

PUNTUAR ARTÍCULO
Loading...Loading...
COMPARTIR ARTÍCULO