La CNMC (Comisión Nacional de Mercados y Competencia) ha informado hoy de que ha abierto expediente sancionador a DTS por incumplir con la obligación de financiar obras audiovisuales europeas en el año 2014.

DTS, Distribuidora de Televisión Digital, S.A.U. (DTS) es una sociedad 100% controlada por el Grupo Telefónica cuyo objeto social consiste principalmente en la implantación, desarrollo y comercialización de las plataformas de televisión de pago denominadas MOVISTAR+ y Yomvi de MOVISTAR+.
DTS es cabecera de un grupo de empresas compuesto por las siguientes sociedades: Compañía Independiente de Televisión, S.L.; Cinemanía, S.L.; Centro de Asistencia Telefónica, S.A.

La Ley General de la Comunicación Audiovisual obliga a los prestadores del servicio de comunicación audiovisual o a los operadores de telecomunicaciones que también difundan canales de televisión, a destinar  el 5% de sus ingresos de explotación a financiar obras audiovisuales europeas: películas para el cine y la televisión, series, documentales y películas y series de animación. En el caso de que la empresa sea de titularidad pública, este porcentaje aumenta hasta el 6%.

El 60% de la financiación debe destinarse a la producción de películas de cine y, a su vez, el 60% de dicho porcentaje a obras en alguna de las lenguas co oficiales de España.

De probarse que DTS no destinó las cantidades establecidas por ley a la financiación del cine europeo, este hecho constituiría una infracción muy grave de la Ley General de la Comunicación Audiovisual, que puede conllevar sanciones de entre 500.001 euros hasta €1.000.000.

La incoación del expediente no prejuzga el resultado final de la investigación. Se abre ahora un periodo máximo de 6 meses para la instrucción del expediente y para su resolución por la CNMC. Las empresas disponen de un plazo de quince días para presentar alegaciones.

Imagen sobre ele titular.- © CNMC.