Se acerca la presentación por parte del Gobierno de la Ley de Presupuestos Generales del Estado 2017 para su aprobación y la industria cultural inicia de nuevo su “cruzada” por el IVA reducido para las entradas de cine. Porque el Gobierno tampoco quiere bajarlo en 2017, a pesar de que las sucesivas Fiestas del Cine han demostrado que cada vez que el precio de la entrada se reduce los españoles comienzan a acudir en masa a las salas.

Cine Capitol Gran Vía. © Cine Capitol.

Espectadores se concentran delante de la entrada del Cine Capitol Gran Vía -Madrid-. © Cine Capitol.

Si lo que pretende el Gobierno es recaudar, quizá está haciendo un mal negocio con el tipo al 21%, porque si aumenta la afluencia de público a las salas con la bajada del precio derivada de un tipo reducido, quizá al final la Hacienda Pública terminaría haciendo más “taquilla” de la que hace ahora y falta que le hace.

Si no se lo ha planteado ya, tal vez debería el Ministerio estudiar a fondo el asunto, no vaya a ser que por cobrar más al final esté ingresando menos.
Aunque la fórmula para atraer a los españoles al cine no sólo pasa, desde mi punto de vista, por la reducción del IVA cultural. También deberían los empresarios de salas de cine ajustar su margen de forma que de una bajada adecuadamente calibrada combinada con el aumento de afluencia a las salas su resultado neto aumente.

El Ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, confirmaba esta mañana durante la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros, que el Gobierno había reducido el tipo del IVA aplicable a las entradas de los espectáculos que requieren la intervención directa de personas, como los de teatro, danza, conciertos, etc. El nuevo tipo de IVA para los espectáculos en directo será del 10% una vez aprobada la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017.

En la imagen.- La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, y el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.Foto, Pool Moncloa/J.M.Cuadrado

En la imagen.- La vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, y el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.Foto, Pool Moncloa/J.M.Cuadrado

El Ministro explicaba igualmente que, sin embargo, no se había reducido el IVA aplicable a las entradas de cine, que seguirá de momento en el 21%. Según Méndez de Vigo, el Gobierno ha mantenido reuniones con la industria y “lo entienden”. Dijo que este sector disfruta de un gran número de ayudas e incentivos fiscales a la producción y que el mencionado sistema de incentivos y ayudas había conducido a que el cine español viviera un gran momento con una cuota envidiable en la taquilla doméstica. Y no le falta razón. En términos generales, al cine español le ha ido mejor en 2016 que en años anteriores.

De acuerdo con los datos proporcionados por Ramón Colom (Presidente de FAPAE) en rueda de prensa celebrada durante el Festival de Málaga, las películas españolas hicieron una taquilla de €110 millones de nuestro país durante 2016.
David Rodríguez, General Manager de comScore Spain & Portugal comunicó en la misma rueda de prensa los datos de taquilla en España. La recaudación global en nuestro país disfrutó un incremento del 3% con respecto a 2015 y un aumento del 5% en espectadores, lo que supone el cuarto año consecutivo de crecimiento. La cuota de mercado del cine español sobre el total de la taquilla nacional se situó en el 14%.

Cines callao. © Cines Callao.

Cines callao. © Cines Callao.

Rodríguez señaló que, entre las 20 cintas más taquilleras del año en curso (2017) cuatro son españolas: “Es por tu bien”, que acaba de superar el millón de espectadores, “Contratiempo”, con más de 500.000 espectadores, “Lo que de verdad importa” que casi alcanza también el medio millón de espectadores, y “El guardián invisible”, con más de 400.000.

De acuerdo con los datos comScore publicados por el Ministerio de Cultura y Deporte, desde el 1 de enero hasta marzo de 2017, la taquilla nacional de las películas españolas ha ascendido €20.977.913.

Pero aunque la situación mejora, España está lejos de conseguir que su cine se convierta en un sector tan productivo como lo es en EEUU y otros países. Todavía se depende de los incentivos Estatales, cuando lo ideal sería que el cine español llegara a convertirse en otro motor de la economía nacional. Algo difícil de conseguir si no se cuida toda la cadena de valor, incluida la distribución y la exhibición.

Cine Capitol Gran Vía. © Cine Capitol.

Cine Capitol Gran Vía. © Cine Capitol.

A pesar de todo, no olvidemos que en las ventas de sus productos está o debería estar la principal fuente de financiación de cada industria. Al menos si queremos convertir en industria al cine español igual que lo es ya nuestra moda o nuestra gastronomía.

No obstante las afirmaciones del Ministro de Cultura en relación a que el sector “lo entiende” y las cifras de taquilla y espectadores, la Unión de Asociaciones de las Industrias Culturales de España, lejos de aceptar la negativa a bajar el IVA de las entradas de cine ha vuelto a pedir al Gobierno a coro que reconsidere su postura con respecto a mantener el tipo del impuesto aplicable actualmente.

Dice la Unión en comunicado oficial enviado hoy a los medios: “Tras la confirmación de la bajada de una parte del IVA Cultural del 21 al 10%, la Unión de Asociaciones de las Industrias Culturales de España, representante de más de 4.000 empresas de teatro, música en directo, cine y artes escénicas, manifiesta su satisfacción por esta bajada parcial del impuesto para las entradas a los espectáculos en directo, como un primer paso para que todas las actividades culturales estén gravadas al tipo reducido, tal y como sucede en el resto de países de la zona euro.”

En la imagen (de izda a decha).- Ramón Colom (Presidente de FAPAE), Ramón Gómez Fabra (Presidente de FECE), Pascual Egea (Presidente de APM), Emilio Santamaría (Presidente de ARTE) y Jesús Cimarro (Presidente de FAETEDA) en la rueda de prensa celebrada el 16 de julio de 2014 en el Teatro Bellas Artes de Madrid.© Eastwind.

En la imagen (de izda a decha).- Ramón Colom (Presidente de FAPAE), Ramón Gómez Fabra (Presidente de FECE), Pascual Egea (Presidente de APM), Emilio Santamaría (Presidente de ARTE) y Jesús Cimarro (Presidente de FAETEDA) en la rueda de prensa celebrada el 16 de julio de 2014 en el Teatro Bellas Artes de Madrid.© Eastwind.

Pero “la Unión no encuentra razones objetivas para la exclusión de las entradas de cine del acuerdo alcanzado entre Gobierno y Ciudadanos y solicita a los dos partidos que a día de hoy han manifestado que votarán a favor de los presupuestos, que reconsideren, durante la tramitación de los mismos en el Congreso, la reducción del IVA Cultural también para las entradas de cine, igual que se hará para el resto de espectáculos culturales (teatro, danza, música, circo y toros), y en línea con la fiscalidad de los otros países de la zona euro.”

“La Unión seguirá reivindicando la bajada del IVA para las entradas de cine, único espectáculo cultural que seguirá gravado al 21%, con la esperanza de que vuelvan a tributar a un tipo reducido en el menor plazo posible.”

Chart divulgativo de la iniciativa Menos Iva y Más Cultura en 2014.

Chart divulgativo de la iniciativa Menos Iva y Más Cultura en 2014.

Forman parte de la Unión de Asociaciones de las Industrias Culturales de España tanto empresas que se dedican a producir, exhibir y comercializar espectáculos en vivo como en diferido (entre ellos el cine), concretamente: APM (Asociación de Promotores Musicales de España); ARTE (Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo); FAETEDA (Federación Estatal de Asociaciones de Empresas de Teatro y Danza); FECE (Federación de Empresarios de Cine de España); FAPAE (Confederación de productores audiovisuales españoles); FEDICINE (Federación de Distribuidores Cinematográficos); AEOS (Asociación Española de Orquestas Sinfónicas); UPAAC (Unión de Profesionales y Amigos de las Artes Circenses); FESTCLÁSICA (Asociación Española de Festivales de Música Clásica); OPERA 21 (Asociación de Teatros, Festivales Temporadas Líricas); AGETEC (Asociación de Gestores y Técnicos de Cultura de la Comunidad de Madrid); ARC (Associació Profesional de Representants, Promotors i Mànagers de Catalunya); PROA (Productors Àudiovisuals Federats); CCCAVE (Consejo de Críticos y Comisarios de Artes Visuales de España); y ASMDM (Asociación de Salas de Música en Directo de Madrid).

Los miembros representan a más de 4.000 empresas del sector y 150.000 puestos de trabajo directos. Muchos de ellos relacionados con la distribución y la exhibición de cine.

Que el precio de las entradas debe bajar para que aumente la afluencia de público a las salas, parece evidente. Sobre todo si se tienen en cuenta los datos de las sucesivas Fiestas del Cine que se vienen celebrando desde 2012.

Durante la última edición de esta promoción acudieron al conjunto de salas participantes un total de 2.598.958 espectadores, un 28% más que en la edición 2015. El precio que se cobró por entrada fue de €2,40 lo que supone una taquilla total de €6.237.499,2 en tan sólo 3 días, que duró la promo.

Informe FECE sobre la situación de las salas de cine en España 2016. © FECE.

Informe FECE sobre la situación de las salas de cine en España 2016. © FECE.

Teniendo en cuenta que la taquilla total en nuestro país durante 2016 fue de €601,77 millones, es fácil calcular la diferencia. Mientras que al precio medio habitual de €5,99 por entrada la recaudación media diaria de los cines españoles alcanza la cifra de €1.648.493, al precio promocional de €2,40 la taquilla media diaria total sube hasta los €2.079.166, un 26% más.
En cuanto al número de espectadores, la media diaria de afluencia durante la promo alcanzó los 866.319, mientras que habitualmente la media diaria de afluencia a las salas se situó en 274.712.

Conscientes de que el precio uno de los factores determinantes a la hora de atraer a los espectadores al cine, los miembros de FECE redujeron el precio de las entradas desde los €6,07 de 2015 a €5,99 en 2016.

FECE hacía notar en su informe sobre las salas de cine españolas en 2016 que el efecto del IVA cultural sigue notándose en el sector ya que la recaudación neta cayó en 2016 un 14,8% respecto de la de 2011, último año en el que las entradas de cine disfrutaron de IVA reducido.

Ni siquiera he mencionado en este post consideraciones sobre la cualidad del producto. Porque el cine, además de entretenimiento no es menos cultura o tiene menos arte que la danza o cualquier otra variedad de arte escénica.
Pero dejando a un lado esto, convendría, creo, que se sentaran a hablar seriamente tanto los empresarios de las salas como el Ministerio para ver cómo consiguen entre todos rebajar el precio de la entrada de modo que se logre un incremento todavía mayor de la afluencia de público a las salas para conseguir la máxima recaudación neta en taquilla y fiscal posible.

El precio actual de €5,99 no parece el óptimo para conseguirlo, habrá que ver cómo lograrlo y para esto hace falta que arrimen el hombro tanto los empresarios de las salas como la Administración.

Imagen sobre el titular.- Area de venta de entradas en Kinépolis Madrid. © Kinépolis.