El Gobierno movilizará un 20% del PIB español en su plan de choque contra los efectos económicos del COVID-19

CEOE, Cepyme y sindicatos apoyan el plan de choque, mientras que ATA lo critica

Eva González Madrid (España), 17 marzo, 2020

El Gobierno de España ha aprobado hoy en Consejo de Ministros el RD de medidas urgentes  extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. En él prevé movilizar cerca del 20% del PIB, €200.000 millones, para poner en práctica un paquete de medidas que tienen la finalidad de proteger y apoyar a familias, trabajadores, autónomos y empresas.

El objetivo es, señala el Gobierno Sánchez, iniciar la recuperación en cuanto la emergencia sanitaria quede atrás, relanzando nuestra economía, nuestra producción y nuestro empleo de manera que la caída de paso a una recuperación económica en lugar de venir seguida una situación de estancamiento.

El Presidente  aseguraba hoy en rueda de prensa que esta es una crisis temporal que debe ser tratada como tal. Aun así informó de que es muy posible que el estado de alarma se prolongue más allá del plazo inicialmente previsto.

El Gobierno tiene previsto presentar unos Presupuestos Generales del Estado que Sánchez calificó como de reconstrución una vez finalizada la presente crisis sanitaria.

Para agrandar la imagen, hacer clic sobre la gráfica.

La Bolsa de Madrid se ha recuperado hoy un 6%, a pesar de la caída de las aerolíneas y el sector turístico, liderada sobre todo por la subida de la banca española tras el anuncio de las inyecciones de liquidez por parte de Pedro Sánchez y siguiendo la recuperación de Wall Street tras el anuncio de las medidas de ayuda económica realizado por el Presidente de EEUU, Donald Trump.

Aunque CEOE, Cepyme, Cámara de España y sindicatos apoyan en principio el paquete de medidas enunciado hoy por Pedro Sánchez, ATA se desmarca con una actitud crítica hacia un plan de choque que mantiene la obligación de cotizar para los autónomos que permanezcan en alta, mientras que favorece la petición del cese de actividad con la consiguiente pérdida de las ayudas públicas obtenidas por este tipo de trabajadores, empresarios y profesionales.
También se muestran críticas con el plan de choque del Gobierno otras patronales como la Mesa de Turismo.

Medidas de apoyo a las empresas que no despidan trabajadores

Este bloque de medidas refuerza la protección al empleo para evitar que una crisis temporal como la actual tenga un impacto negativo permanente sobre el mercado de trabajo. Para ello el Gobierno ha acordado que:

1.- Los trabajadores asalariados puedan adaptar o reducir su jornada de trabajo, incluso hasta un 100%, para hacer frente a las necesidades de conciliación y cuidado derivadas de esta crisis.

Se establece el teletrabajo como medida de flexibilidad principal, cuando las circunstancias lo permitan.

2.- Se promoverán los ajustes temporales de plantilla a través de la flexibilización de los Expedientes Temporales de Regulación de Empleo. Los ERTES causados por la crisis del Coronavirus serán considerados de fuerza mayor.

Los trabajadores afectados por el ERTE tendrán derecho a la prestación contributiva por desempleo, aunque no cumplan el requisito de cotización previa exigido.

El cobro de esa prestación no les computará a efectos del cobro posterior de la prestación por desempleo.
En caso de ERTEs, se exonerará al empresario de la aportación empresarial de las cuotas de la Seguridad Social.

3.- Para el colectivo de autónomos se flexibilizará el acceso al cese de actividad para que puedan cobrar con rapidez una prestación en caso de dificultad económica.

Acciones para abordar los problemas temporales de financiación

El presente bloque de medidas busca asegurar la liquidez de las empresas para que puedan mantenerse operativas con el objetivo de que un problema de liquidez no se convierta en un problema de solvencia:

1.- Se ha aprobado la creación de una línea de avales y garantías públicas por un valor de hasta €100.000 millones. Esto va a permitir movilizar entre €150.000 millones y €200.000 millones. El Estado será el garante de las operaciones.

2.- Se aprueban líneas de avales adicionales de 2.000 millones de euros para las empresas exportadoras con mecanismos ágiles, favoreciendo especialmente a las pequeñas y medianas empresas.

3.- Se va a establecer un régimen específico de suspensión de contratos públicos, con ampliación de plazos y compensación de salarios, con el fin de evitar la resolución de los contratos y la consecuente pérdida de empleo.

4.- Reforma la normativa sobre inversiones exteriores, para impedir que empresas de países de fuera de la Unión Europea puedan hacerse con el control de entidades españolas en sectores estratégicos, aprovechando la caída coyuntural del valor de sus acciones en esta situación de crisis económica.

Imagen sobre el tittular.- Pedro Sánchez (Presidente del Gobierno). Imagen, Pool Moncloa/JM Cuadrado.

PUNTUAR ARTÍCULO
Cargando…
COMPARTIR ARTÍCULO