Eugenio Martínez Enríquez (Embajador de Cuba en España) presenta el nuevo modelo económico cubano

Aspiramos a que la inversión extranjera directa represente el 30% del total en Cuba

Eva González Madrid (España), 16 junio, 2015

«En los países en desarrollo se suele estimar que en torno al 20% del total de inversión procedente del exterior es aceptable. En Cuba queremos que el porcentaje se sitúe en el 30% porque lo necesitamos». Lo decía esta misma mañana Eugenio Martínez Enríquez (Embajador de Cuba en España) durante el desayuno informativo organizado para presentar el nuevo modelo económico cubano organizado por el Club Diálogos para la Democracia.

Camino de restablecer las relaciones con Estados Unidos, Cuba se muestra como un régimen comunista, el cual, al igual que otros, entre ellos el chino, busca la apertura hacia la inversión extranjera y el desarrollo de distintas formas de propiedad no estatal como medio para el desarrollo económico sostenible y la modernización de las infraestructuras del país.

Las necesidades de Cuba ofrecen oportunidades a las empresas extranjeras. De hecho, Tabacalera se las promete felices cuando el mercado de los puros estadounidense se abra a los productos de Cigarros de Cuba, compañía participada por esta empresa. Cadenas hoteleras como Meliá llevan años posicionándose en el mercado turístico cubano y varias constructoras francesas hacen negocio desde hace tiempo en el país.

Energías renovables, especialmente la eólica, la capacitación digital y la prestación de servicios de este tipo, la construcción de una red ferroviaria, o la rehabilitación y puesta en producción de tierras poco fértiles fueron presentadas como áreas en las que el gobierno cubano está interesado en recibir con los brazos abiertos a las empresas extranjeras.
El proyecto de renovación del puerto de Santiago de Cuba ha sido adjudicado a una empresa china, comentó el embajador, y este es un proyecto de gran envergadura.

Asistieron al evento, celebrado en el Hotel Eurostars Madrid Tower, alrededor de 300 representantes de empresas españolas y diplomáticos procedentes de más de 20 países.

Fernando Domínguez Valdés-Hevia, Presidente de Tabacalera y Antonio Gavilanes Dumont (Presidente del Club Diálogos para Democracia) intervinieron también en el desayuno informativo.

España es el tercer socio comercial de Cuba y actualmente el 40% del sector hotelero del país está gestionado de una u otra manera por dos empresas españolas, según reconoció el propio Martínez.

Nueva Ley de Inversión Extranjera

Cuba ha estrenado nueva Ley de Inversión Extranjera y su  embajador asegura que no se establece discriminación alguna entre el inversor nacional y el extranjero (incluyendo aquí a los expatriados cubanos), en realidad tiene mejor trato casi el extranjero, subrayó.

No hay límite para el establecimiento de empresas con capital 100% no cubano, lo único, explicó Martínez Enriquez, que estas empresas disfrutan de menos exenciones que aquellas cuyo socio es el Estado Cubano.

El embajador de Cuba aseguró que tampoco se ponen trabas a la repatriación de beneficios,  eso sí, una vez satisfechos los impuestos progresivos que los graban en el país.

Martínez calificó a la inversión extranjera de “necesaria para el desarrollo de la economía, como complemento estratégico para el desarrollo del país”.
“Cuba es un país con un alto índice de desarrollo social «…“el modelo necesita actualizarse para mantener una creación de riqueza que permita sostenerlo en el tiempo», subrayó .

Un nuevo modelo socialista que combina propiedad Estatal, cooperativas, trabajo autónomo e inversión extranjera

El embajador Martínez explicó  que “la economía cubana seguirá siendo un modelo socialista donde se combinarán dos tipos de propiedad: la pública y la privada.»
«El Estado seguirá controlando los principales medios de producción y, por otro, la cooperativa y el trabajador por cuenta propia tendrán un papel más importante en servicios y producción”. Por lo tanto, “se mantendrán los mecanismos de planificación socialista y la inversión extrajera será una fuente de ingresos importante para el desarrollo y modernización de Cuba”, añadió.
Conocemos otros modelos, como el chino, pero no nos miramos en ninguno, comentó el embajador, el nuestro es uno adaptado a las necesidades específicas de Cuba.

Zona Franca en Mariel

El embajador  se refirió al proyecto de zona franca de Mariel, un a zona asociada a un puerto de gran calado, uno de los más modernos del  Caribe.
En Mariel se prevé la implantación y desarrollo de proyectos empresariales relacionados con el sector de la producción de alimentos, energías alternativas, etc.

España, dijo, es uno de los países que ha presentado más proyectos para su desarrollo en Mariel. Martínez Enríquez animó a las compañías de nuestro país a hacerlo cuanto antes, porque esta es una zona con una dimensión geográfica limitada y una vez terminada no habrá más oportunidad.

Varios retos y problemas estructurales a resolver

El cambio no va a ser fácil, subrayó el embajador, porque Cuba arrastra una serie de problemas estructurales y encara varios retos.

En primer lugar, “casi el 100% de la energía que se produce proviene del sector de hidrocarburos y de recursos no renovables, lo que genera un coste muy elevado para el Estado, que se ve obligado a subsidiar la electricidad de los consumidores”.  El objetivo del gobierno es, según explicó Martínez, que en torno al  30%  del mix de generación sea renovable, preferentemente a base de eólica.

El segundo reto al que se enfrenta Cuba es “la poca productividad de la agricultura, ya que el 67% de la tierra es mala o regular y hay cerca de 960.000 hectáreas sin cultivar”.  Otro problema a propósito de esto es que tenemos el 70% de la población dedicada a una actividad, la agrícola, que genera tan sólo el 20% de nuestro PIB y hay que cambiar esto también, subrayó.

El tercer problema viene derivado del factor demográfico. “Cuba tiene una población envejecida con una esperanza de vida media de 79 años, por lo que se deben poner en marcha políticas para incrementar la natalidad”.

Y, en último lugar, “la dualidad monetaria y cambiaria distorsiona la economía y favorece el mercado de importación frente al de exportación».
Para ver el vídeo con la intervención de  Eugenio Martínez Enríquez (embajador de Cuba en España) usar el link que proporcionamos abajo.

Imagen sobre el titular.- Eugenio Martínez Enríquez (embajador de Cuba en España) durante el desayuno informativo organizado para presentar el nuevo modelo económico cubano organizado por el Club Diálogos para la Democracia. A la izquierda, Fernando Domínguez Valdés-Hevia, Presidente de Tabacalera. Imagen, cortesía del Club Diálogos para la Democracia.

Eastwind videos relacionados:

Eugenio Martínez Enríquez (embajador de Cuba en España) presenta el nuevo modelo económico cubano y las oportunidades que ofrece para la IED

PUNTUAR ARTÍCULO
Cargando…
COMPARTIR ARTÍCULO