One Web Satellites Ground Breaking

Indra y Enaire crean joint venture de microsatélites para mejorar la gestión del tráfico aéreo

La joint venture que crearán por Indra y Enaire tras su aprobación en Consejo de Ministros se llamará Startical y tendrá como objetivo desplegar una constelación de pequeños satélites que permitirá la prestación de servicios de vigilancia y comunicación especialmente en zonas remotas y oceánicas, sin cobertura por los actuales sistemas de navegación aérea basados en infraestructuras terrestres.

La solución tecnológica planteada es pionera en el mundo, al integrar la función de vigilancia satelital de la posición de la aeronave con la comunicación de voz y datos por radio entre controlador y el piloto.

La plataforma de satélites de Enaire e Indra aumentará la seguridad, capacidad, eficiencia y puntualidad de los vuelos, reduciendo las emisiones de CO2 a nivel global en 13 millones de toneladas al año en el horizonte de 2030.

El éxito de Startical permitirá a España posicionarse en el sector de la prestación satelital global de servicios de navegación aérea aplicable también a otros modos de transporte, y comportará la creación de unos 1.500 puestos de trabajo. Esta cifra de creación de empleo podría incluso triplicarse a medio plazo.

El proyecto, que se llevará a cabo en dos fases, contará con una inversión de €29,2 millones tan solo en la primera. Cada socio aportará hasta €9,95 millones en lso tres primeros años de vida del proyecto.

Las aportaciones a desembolsar por Indra y enaire podrá ser modulada en función de la obtención de fondos europeos Next Generation y Horizon/SESAR.

El proyecto de Enaire e Indra se realizará en dos fases. En una primera, de 2021 a 2023, se abordarán los desarrollos técnicos necesarios para asegurar la viabilidad de la solución y los aspectos regulatorios y de mercado. De culminarse con éxito esta primera fase, según las previsiones de ambas compañías, en una segunda, que se desarrollará entre 2024 y 2027, se implementará la provisión a escala global de estos servicios, con el despliegue de la constelación completa.

Nuevas rutas, descenso en las emisiones de CO2 y reducción de costes, entre los beneficios del proyecto

Startical será la primera plataforma satelital para la navegación aérea que incluya junto a los servicios de vigilancia de la posición de la aeronave (ADS-B) un sistema de comunicación por radio VHF entre controlador y el piloto conforme con los estándares aeronáuticos, lo que constituye un factor diferencial frente a iniciativas similares. Se trata, por tanto, de un proyecto pionero a nivel mundial, al ofrecer vigilancia y comunicaciones de forma integrada.
Con estos nuevos servicios se aumentará la seguridad, capacidad, eficiencia y puntualidad de los vuelos con claros beneficios para las compañías y los pasajeros. Además, esta nueva tecnología será aplicable en otros modos de transporte.

Constelacion de satélites GPS-constellation-3D-NOAA_US Gov_Wikimedia_RRSS
Representación virtual de una red de satélites GPS de la NASA. Fotografía en dominio público obtenida a través de Wikimedia Commons.

Los nuevos servicios de vigilancia y comunicaciones de voz y datos en áreas de baja cobertura favorecerán además la creación de nuevas rutas que permitan abaratar costes y reducir emisiones.

En concreto, la previsión es que Startical permitirá disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera a nivel global en al menos 13 millones de toneladas al año en 2030.
Asimismo, esta mayor fiabilidad de la información y optimización de los servicios de navegación aérea permitirá descongestionar el espacio aéreo en áreas saturadas, facilitará la labor de los controladores aéreos y redundará en vuelos más eficientes, puntuales y aún más seguros.
Startical utilizará satélites de pequeño tamaño, más fáciles de fabricar y mantener que los convencionales, lo que conllevará beneficios adicionales. Basada en el concepto de Nuevo Espacio, la renovación cada cinco años en promedio de la constelación completa permitirá tener ciclos de mejoras tecnológicas y actualización mucho más ágiles que los de una constelación tradicional, que puede tardar quince años en renovarse.

Gran efecto tractor para la economía española y europea

Ambos socios tecnológicos prevén que una constelación de estas dimensiones y de cobertura global genere un efecto tractor en el desarrollo tecnológico e industrial, beneficiando al conjunto de la economía y la sociedad. En este sentido, creen que Startical constituye una oportunidad única para la industria aeroespacial y para otras industrias, que tendrá, además, un efecto positivo en la interacción entre la universidad, el progreso tecnológico y la industria impulsando mayores espacios de colaboración.

Enaire e Indra estiman que el éxito de Startical tendrá un efecto tractor muy positivo sobre la industria tecnológica española y generará empleo de alta calidad y valor añadido. De hecho, el desarrollo de este proyecto comportará la creación de entre 1.440 y 1.550 puestos de trabajo: 240 directos de alta cualificación, entre 500 y 550 indirectos y entre 700 y 760 inducidos. Esta cifra podrá multiplicarse por 3 a medio plazo alcanzado los 4.500 empleos.

El proyecto de Enaire e Indra implica además un hito en la colaboración público-privada, que contribuirá a la transformación digital y a la transición ecológica del modelo productivo español, al permitir a España posicionarse en el sector espacial aplicado a la movilidad aérea como buque insignia de las multi-constelaciones en la era del Nuevo Espacio. Asimismo, se trata de una iniciativa que facilita la autonomía estratégica nacional y europea en un sector clave en el futuro como es el de las constelaciones satelitales.

Imagen sobre el titular.- Microsatélite. Imagen de NASA/Kim Shiflett a través de Wikimedia Commons. Fotografia en dominio público. Para ver el original de la imagen y los términos de la licencia clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias