La confianza de los consumidores españoles baja moderadamente en el 3T 2018

Un descenso de confianza más epidérmico que otra cosa, según el informe Kantar Millward Brown

Eva González Madrid (España), 17 octubre, 2018

Los españoles han comenzado a mostrar cautela a la hora de consumir en el tercer trimestre de 2018, según muestra el índice de comportamiento del consumidor, correspondiente al mencionado periodo, que ha sido publicado por Millward Brown hoy.
El índice de confianza de los consumidores ha experimentado un descenso desde el 6,2 registrado en el segundo trimestre hasta el 0,9 del tercer trimestre de este año.

© Kantar Millward Brown.

La caída moderada de la confianza se ha visto acompañada de un descenso en las tasas interanuales en el consumo minorista, en un entorno en el que se contrajo moderadamente el turismo en agosto y las noticias desfavorables sobre las ventas de alguna conocida cadena de retail.
A pesar de que las informaciones publicadas en prensa no han sido precisamente positivas, las ventas de automóviles en el periodo estudiado han llegado a unos niveles que no se alcanzaban desde hace 10 años.

Según dice el informe Kantar Millward Brown, otro hecho que revelaría que el giro a la baja de la confianza de los consumidores españoles es más bien epidérmico que profundo, al menos por ahora, es el incremento de la intención de cambio de vivienda en los próximos meses.

Todavía queda bastante para salir de la crisis

Crece el número de aquellos que creen que la salida de la crisis todavía queda lejos. Pero sobre todo, desciende la cantidad de los encuestados que piensa que España ha iniciado su recuperación económica. El informe Kantar Millward Brown señala que más que un cambio relevante en el clima social o que se trate de un indicio de retorno a una situación de opinión negativa generalizada entre los consumidores a este respecto, lo que sucede es que se han reforzado las opiniones pesimistas de quienes han visto retroceder su posición social y económica debido a la crisis económica.

© Kantar Millward Brown.

Se ha producido un incremento del pesimismo sobre el aumento del paro en general, pero este hecho no parece haber afectado de momento a las perspectivas de empleo a nivel personal de los españoles.

Más desempleo en general, pero buenas expectativas de conservar el propio trabajo

Cierto que en septiembre aumentó la sensación entre los españoles de que habrá un mayor nivel de desempleo de aquí a un año. Según el informe Kantar MillWard Brown, El cierre de los contratos laborales de agosto ha podido contribuir a ello, porque este mes se convirtió en el de mayor destrucción de empleo, cuando gracias a la hostelería y el retail en plena temporada turística de verano, cabría esperar todo lo contrario.

© Kantar Millward Brown.

Aun así, el ligero giro a la baja en la confianza de los consumidores no ha dado lugar a una subida en la inquietud de los españoles sobre el mantenimiento de sus propios puestos de trabajo. Cuando se les pregunta a los encuestados sobre la posibilidad de perder su puesto de trabajo en los próximos muestran una opinión similar a la que se ha ido perfilando en el último año.

Mis ingresos se mantendrán o subirán

A septiembre de 2018 tan sólo la cuarta parte de los empleados decalara no saber cómo evolucionarán sus ingresos. Un año atrás la proporción de quienes se manifestaban en este sentido superaba el 25%. Según el estudio Kantar Millward Brown, este segmento de la población empleada lleno de incertidumbre parece ser un componente estructural en la fuerza laboral ocupada en nuestro país, lo que permite concluir que el clima dominante entre los empleados es que sus ingresos de mantendrán en el nivel actual o incluso podrian aumentar.

Aun así, el consumo de ciertos productos y servicios se debilita moderadamente

También ha invertido su tendencia al alza mantenida la valoración del momento para llevar a cabo compras. Durante los dos primeros trimestres de 2018 el indicador de tendencia y el dato trimestral han venido experimentando incrementos continuados. Pero ahora algunas fuentes sugieren que se está debilitando moderadamente el consumo.

© Kantar Millward Brown.

Los encuestados muestran menor intención de formalizar una compra en el caso de ordenadores y gran electrodoméstico, seguros e hipotecas, ropa y complementos y vacaciones prolongadas.
Sin embargo los gastos relacionados con el ocio (salir a ver espectáculos, a bares, restaurantes o viajes de fin de semana) o con la vivienda, las reformas en la casa o la adquisición de accesorios para el hogar.

© Kantar Millward Brown.

Ambos datos sugiere, dice el informe Kantar Millward Brown, que los consumidores españoles se resisten a volver a una situación de control del gasto tanto personal como familiar. Reflejan un deseo de dejar atrás la estapa de austeridad obligada por la crisis.
La contratación de productos financieros de inversión experimenta tan sólo una ligera reducción en la intención de compra.

Imagen sobre el titular.- Consumidora dubitativa. © Kantar Millward Brown.

PUNTUAR ARTÍCULO
Cargando…
COMPARTIR ARTÍCULO