Ataques hutíes en el Mar Rojo.- Amenaza a corto plazo para el comercio mundial pero no para la tendencia a la baja de la inflación global ni para la rebaja de los tipos de interés a mediados de este año, prevé Crédito y Caución

Los ataques a los portacontenedores por parte de militantes hutíes en el Mar Rojo han elevado los costes de transporte marítimo un 300%, avivado el temor a los cuellos de botella en la cadena de suministro y agravado los riesgos de inflación.

No obstante, a pesar de que Alrededor del 30% de todo el transporte marítimo de contenedores pasa por el Mar Rojo y que hay riesgo de cuellos de botella en el suministro de determinados productos intermedios y energéticos a Occidente (especialmente Europa), el análisis de Crédito y Caución no espera que la crisis en el Mar Rojo vaya a afectar significativamente ni a la inflación ni a los planes anunciados los Bancos Centrales europeos o de la Reserva Federal de EEUU de bajar los tipos de interés a mediados de 2014.

Los expertos de Crédito y Caución señalan que el impacto de los ataques de los hutíes y el aumento de los costes del transporte marítimo en la inflación mundial probablemente será bastante limitado.

Los mencionados expertos afirman igualmente que aun en el supuesto de que el Mar Rojo se cerrara a la navegación durante varios meses y los costes de flete se mantuvieran elevados, se añadirían en torno a 0,7 puntos porcentuales a la tasa global del IPC para 2024, un impulso al alza insuficiente para invertir las tendencias actuales de moderación de los precios lo que haría poco probable que dicho alza del IPC global provocase un replanteamiento de los bancos centrales de sus recortes de tipos.

No obstante, cuanto más se prolongue la crisis, más graves serán los trastornos, advierten.

Recordaré aquí que la actual crisis del Mar Rojo comenzó el 19 de octubre de 2023, cuando los hutíes de Yemen (vinculados con Hamás y apoyados por Irán) iniciaron una serie de ataques con misiles y drones dirigidos al sur de Israel y a las embarcaciones que surcan el Mar Rojo.

Los hutíes anunciaron, como respuesta a la ofensiva del ejército israelí contra Gaza en 2023 en respuesta al ataque terrorista previo de Hamás con captura de rehenes israelíes, que podrían atacar «todos los barcos en el Mar Rojo con destino a puertos israelíes, sea cual sea su nacionalidad».

Varios barcos resultaron dañados por los disparos o fueron capturados, lo que llevó a que cuatro de las mayores navieras del mundo suspendieran las travesías por el estrecho de Bab-el-Mandeb.

Estados Unidos lidera una coalición de diez países contra los ataques de los hutíes, quienes aseguran que los ataques continuarán hasta que Gaza reciba los alimentos y medicinas que necesita.

La actual crisis se suma a los repetidos ataques piratas que los barcos comerciales y pesqueros de diversos pabellones y nacionalidades vienen sufriendo en el mismo área llevados a cabo por bandidos y terroristas yemeníes.

Incremento de costes de transporte del 300%

El incremento de costes se debe a que los buques comerciales han de adoptar rutas más largas y costosas para evitar la zona de conflicto y soportar un aumento de los costes de los seguros. Aunque los ataques, dirigidos aparentemente contra buques israelíes, están causando problemas a las compañías navieras y a las industrias que dependen de ellas, su impacto en la economía mundial es limitado. La mayoría de los economistas esperan que siga siendo así, al menos a corto plazo, pero cuanto más se prolongue la crisis, más graves serán los trastornos.

Reducción del transporte internacional de hasta el 20%

Alrededor del 30% de todo el transporte marítimo de contenedores pasa por el Mar Rojo, un canal crucial para la carga que viaja de la región de Asia-Pacífico a Europa. Grandes transportistas marítimos han suspendido sus operaciones en la zona, desviando los buques alrededor del Cabo de Buena Esperanza.

USS Mason Sailors Stand Watch from the ShipÕs Bridge in Support of Operation Prosperity Guardian
A la izquierda: Marineros del USS Chinook transfieren algunas armas desde el barco pesquero donde fueron encontradas y que navegaba por las aguas internacionales en el Golfo de Omán en enero de 2024. Imagen de la Marina de los EEUU proporcionada online para su publicación libre de derechos. A la derecha: Lt. Charmaine Solis observa a los barcos comerciales que navegan junto con destructor USS Mason en el Golfo de Adén. El USS Mason apoyaba la Operación Guardián de la Prosperidad en diciembre de 2023. Llevada a cabo por una fuerza armada internacional combinada, la mencionada Operación constituye un esfuerzo internacional conjunto para paliar y eliminar los riesgos a la seguridad de la libre navegación en el Mar Rojo. Más de 20 países participan en la Operación Guardián de la Prosperidad. Fotografía de la Marina de los EEUU realizada por el Especialista en Comunicación Masiva de primera clase Chris Krucke proporcionada online para su publicación libre de derechos por la Marina de los EEUU.

El efecto acumulativo de nueve días más en el mar perturbará inevitablemente la logística mundial y las cadenas de suministro. El cierre efectivo de la ruta del Mar Rojo podría reducir la capacidad de transporte marítimo internacional en torno a un 20%, advierte el informe de Crédito y Caución.

Europa y Egipto, especialmente vulnerables si se prolonga el conflicto

Es probable que la modificación de las cadenas de suministro, más largas y menos seguras, provoque escasez de productos en algunos sectores.
Las empresas europeas serán las más afectadas a corto plazo. Los fabricantes europeos importan una amplia gama de bienes intermedios de Asia-Pacífico, como equipos eléctricos, bienes de alta tecnología, caucho y plásticos, productos químicos y maquinaria.

Si la crisis se prolonga, es posible que aumenten los tiempos de espera, los precios y la congestión en los puertos. Esto puede acelerar el retorno a una mayor disposición a mantener niveles de inventario más altos por precaución.

La economía egipcia también es especialmente vulnerable a un conflicto prolongado en el Mar Rojo. Algo más del 2% del Valor Añadido Bruto del país y el 3,5% de los ingresos públicos están vinculados al Canal de Suez.

Improbable que la crisis invierta la tendencia a la baja de la inflación a nivel global

“Es previsible que el impacto de los ataques de los Houthi y el aumento de los costes del transporte marítimo en la inflación mundial sea bastante limitado. Como mucho, ralentizará el ritmo al que la inflación se está normalizando en la actualidad desde el pasado máximo postpandémico”, explica el economista senior de Atradius y especialista en Oriente Medio, Niels de Hoog.

Aunque los costes de transporte han subido sustancialmente, están considerablemente por debajo del máximo que alcanzaron durante la reactivación postpandémica. Además, cualquier ralentización de la producción causada por los problemas de la cadena de suministro se producirá en un contexto de moderación de la demanda mundial.

Por último, la amenaza hutí ha tenido hasta ahora poco impacto en los precios del petróleo, que son aún inferiores a los meses previos al inicio de los ataques. Alrededor del 80% de las exportaciones de petróleo de la región del Golfo se destina a Asia, por lo que no tiene que pasar por el Canal de Suez.

Poco probable que los Bancos Centrales postpongan sus planes de recortar los tipos de interés

El escenario principal contemplado en el análisis de Crédito y Caución es que la crisis sea relativamente breve.

En el supuesto de que el Mar Rojo se cerrara a la navegación durante varios meses y los costes de flete se mantuvieran elevados, se añadirían en torno a 0,7 puntos porcentuales a la tasa global del IPC para 2024 (una tasa que actualmente se prevé que descenderá este año al 4,1%, tras registrar un nivel del 6% en 2023).

Este incremento de 0,7 puntos porcentuales constituiría un impulso insuficiente para invertir las tendencias actuales de moderación de los precios y sería poco probable que provocase un replanteamiento de los bancos centrales de sus recortes de tipos, concluye Crédito y Caución en su informe.

Imagen sobre el titular.- Marines de la Royal Navy vigilan una embarcación sospechosa de piratería en el mar cerca de Yemen. Imagen de LA(PHOT) Dave Jenkins/MOD. Para ver la imagen original y leer los términos de la licencia clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias