El BCE podría estudiar el lanzamiento de una moneda digital propia y apoyará la transición de Europa hacia una economía verde pero inclusiva

La Presidencia de Christine Lagarde promete dejar huella en el BCE (Banco Central Europeo). Hoy en la rueda de prensa para inforar sobre las decisiones sobre tipo de interés y otras actuaciones adoptadas por el Consjeo de Gobierno de esta Institución europea, Lagarde ha adelantado que el Banco comenzará una completa revisión estratégica de sus instrumentos y maneras de alcanzar los objetivos que le son propios: Servir a los ciudadanos europeos y mantener la estabilidad de precios.

Revisión y consideración de la eficacia de medidas más allá de la subida y bajada de los tipos de interés; re-definición y homogeneización de los parámetros para determinar el nivel de inflación (algo central a la hora de que el BCE acuerde subir o bajar tipos de interés); examen e impulso del e-banking, medios de pago electrónicos o incluso de una moneda digital europea; una revisión de la «caja de herramientas» empleada y a emplear por el BCE y sobre todo, redefinición de lo que implica e incluye el concepto estabilidad de precios (la misión principal del BCE) están en la agenda Lagarde de la primer revisión estratégica que llevará a cabo el BCE en 16 años.

Sobre la revisión estratégica: El discurso de Lagarde

Christine Lagarde explicó literalmente en la rueda de prensa a propósito de la revisión estratégica que va a llevar a cabo el BCE: «En primer lugar, no hay nada inusual o extraordinario en llevar a cabo una revisión etratégica.»…»La última revisión estratégica tuvo lugar en 2003, han pasado 16 años desde que hubo una revisión estratégica, por tanto bastante legítimo llevar a cabo una revisión estratégica en este momento».
«En segundo lugar, esa revisión estratégica tiene que se comprensiva, miara a todos y cada uno de los asuntos y removerá todas y cada una de las piedras. Nos llevará tiempo, aunque no demaseado tiempo»…» mi plan es comenzar la revisión en el curso de enero…y el objetivo es completarlo antes del final de 2020″.

«En tercer lugar,»…»incluirá consultas con los miembros del Parlamento Europeo, y me he comprometido con el Parlamento a hacerlo, alcanzará a los representantes del mundo académico, de la sociedad civil, y no solo consistitá en predicar sobre lo que creemos que dominamos, sino, sino en escuchar los puntos de vista de aquellos con los que contactaremos.»

«Es el objeto de toda revisión cuando todos los bancos centrales llevan a cabo este ejercicio, realmente mirar el objetivo, cómo se define el objetivo a medio plazo, en parrticular, cómo se dota de contenido a la estabilidad de precios que se demanda, y este es el único objetivo que constituye nuestro mandato. Por tanto ese asunto será el medular y el central de nuestra revisión estratégica».

«Y no hay una zona de préstamo pre-concebida en este momento y en efecto la revisión también se dirigirá los grandes cambios que se han producido durante el curso de los últimos diez y seis años y como principales cambios incluyo: El masivo cambio tecnológico que afectan a nuestras sociedades; incluirá el inmenso desafío que el cambio climático nos plantea a todos y cada uno de nosotros, estemos donde estemos situados y cualesquiera que sean nuestras obligaciones; incluirá aspectos de desigualdad que están emergiendo en nuestra economías, y todos estos puntos serán abordados revisando todas y cada una de las esquinas del negocio que llevamos a cabo como Banco Central, para ver cómo estos negocios se ven afectados y cómo podemos tenerlos en cuenta para responder mejor a la misión que tenemos y cumplir con nuestro mandato: Servir a los ciudadanos de la zona euro y cumplir con la misión de garantizar la estabilidad de precios.

«Esto es lo que hay sobre la revisión estratégica,» concluyó Lagarde, «pero no entraré en muchos más detalles sobre la substancia de la revisión, porque el marco de la revisión no ha sido todavía acordado y discutido con los miembros del Consejo de Gobierno, y he determinado como compromiso de mi mandato como Presidenta del BCE tener en cuenta al Consejo de Gobierno y buscar sus puntos de vista y consideraciones antes de tomar cualquier decisión.»

Algunas precisiones adicionales: Lagarde responde a los periodistas

En el apartado de preguntas, Christine Lagarde concretó un poco más algún aspecto que podía cambiar o ser estudiado durante la anunciada revisión estratégica del BCE.

Por ejemplo, a su juicio debería estudiarse qué parámetros se incluyen y cuales no a la hora de calcular el nivel de inflación a tener en cuenta a la hora de decidir si se sube o no el tipo de interés. Lagarde reconoció que los criterios y por tanto los datos que manejan los Estados y el Banco Central Europeo no son homogéneos y deberían serlo más.

En el aspecto tecnológico, la recién estrenada Presidenta del Banco Central reconoció que el lanzamiento de una moneda digital europea es algo que podría estudiar el BCE, dependiendo de los beneficios que pudiera aportar, aunque en el apartado de cambios tecnológicos ella incluía más bién en la revolución e instrumentos de pagos digitales seguros que apoyan el desarrollo del e-commerce, por ejemplo.

Reconoció que poco podía hacer el BCE en el aspecto del cambio climático, más que ver cómo puede apoyar el plan presentado ayer por la Presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, sobre el impulso y transformación de la economía europea hacia una economía verde sostenible e inclusiva. A este respecto pidió concreción por parte del Consejo, lo que ayudaría a ver de qué manera el BCE puede contribuir y ayudar dentro de sus atribuciones y misión.

En el importante aspecto de «la caja de herramientas» de las que el BCE ha estado echando mano para cumplir con su objetivo de garantizar la estabilidad de precios, Christine Lagarde explicó que se analizaría la eficacia de las medidas adoptadas a lo largo del tiempo  y que además del instrumento monetarista de subida y bajada del interés podrían caber otros no tan convencionales.

La Presidenta del BCE reconoció que hasta ahora el recurso a la subida y bajada del interés había probado su eficacia pero que se trata de encontrar el mix adecuado más eficaz para cumplir con el objetivo de mantener la estabilidad de precios encomendado al BCE.

La Presidenta del Banco Central Europeo hizo un llamamiento a los Estados miembros a tomar las medidas oportunas a nivel nacional, incluyendo la política fiscal y el llevar a cabo las reformas estructurales que sean necesarias. Pporque la eficacia de cualquier medida que pueda tomar el BCE con el fin de dinamizar la economía europea y mantener la estabilidad de precios depende no sólo de la actuación del Banco sino de ese otro conjunto de políticas nacionales que corresponde adoptar a los miembro de la UE.

Lagarde reconoció que ella no era ni una paloma ni un halcón pero también dejó claro que el BCE es una institución independiente y que en último término el criterio que prevalecerá será el del Banco.

La primera rueda de prensa de Christine Lagarde al frente del BCE promete un cambio de estilo, acorde con el propio carácter de la que fuera durante muchos años Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional.

Lagarde promete más cercanía, transparencia, franqueza y consideración a los puntos de vista de otros actores interesados a la hora de informar, encarar los problemas y adoptar las decisiones por parte del Banco.

Imagen sobre el titular.- Christine Lagarde (Presidenta del BCE) durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del Banco celebrada hoy.© BCE

Eastwind links relacionados (edición inglesa):

Lagarde.- Crypto currencies bring advantages but also tulyp like bubble. Regulation is needed to avoid risks for financial stability

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias