CaixaBank vende su participación en Repsol a pérdida

Esta venta junto con otras forma parte del plan estratégico 2015-2018 para reducir el consumo de capital de la cartera de participadas

Eva González Barcelona (España), 20 septiembre, 2018

El Consejo de Administración de CaixaBank ha acordado vender su participación accionarial del 9,36% en Repsol.

Se estima que el programa de ventas establecido para la enajenación de la participación que la entidad financiera venía manteniendo en Repsol resultará en una pérdida extraordinaria neta de, aproximadamente, €450 millones en la cuenta de resultados de CaixaBank correspondiente al tercer trimestre de 2018. aunque el impacto sobre los ratios de rentabilidad del banco será prácticamente neutral por lo que respecta al ratio Common Equity Tier 1 (CET1).

La entidad financiera mantiene además el actual objetivo de retorno sobre capital tangible (RoTE)en el 9-11% para este año.

El proceso de venta se articulará, por un lado, mediante la liquidación anticipada de los dos contratos de permuta de renta variable existentes (equity swap) representativos del 4,61% de la participación de CaixaBank en Repsol.

Y, por otro, se empezará inmediatamente un programa de ventas para la posición restante en Repsol del 4,75%, con el objetivo de finalizarlo antes del cierre del primer trimestre de 2019. Las ventas se limitarán diariamente a un máximo del 15% del volumen negociado en el día.

La mencionada participación del 4,75% en Repsol pasa a contabilizarse como “Activos financieros a valor razonable con cambios en otro resultado global”. Por lo tanto, tras la entrada en vigor de la normativa IFRS9 y de acuerdo con la política contable del Grupo, las oscilaciones en la cotización de las inversiones financieras registradas bajo este epígrafe, serán registradas en patrimonio (Otro Resultado Global) y no tendrán efecto en la cuenta de resultados.

La operación se enmarca en los objetivos del Plan Estratégico 2015-2018 de la entidad, entre los que se incluía reducir el peso del consumo de capital de la cartera de participadas, que al cierre de 2014 alcanzaba el 16%. Al finalizar el segundo trimestre de 2018, el capital asignado a las participadas se sitúa en torno al 5%, tras completar distintas operaciones en este periodo, especialmente las ventas de las participaciones en The Bank of East Asia y Grupo Financiero Inbursa, y la toma de control en BPI.

Todas estas operaciones podrían ayudar a la entidad a cumplir con los nuevos ratios mínimos de capitalización más elevados que la UE exigirá a las entidades bancarias radicadas en los países miembros.

De acuerdo con la información publicada por Repsol, la empresa energética obtuvo en el primer semestre del año un resultado neto de €1.546 millones, frente a los 1.056 millones alcanzados en el mismo período de 2017, lo que supone un incremento del 46% y el mejor resultado registrado en el primer semestre durante los últimos diez ejercicios.

El resultado neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios, aumentó un 12%, hasta los 1.132 millones de euros, mientras que el EBITDA ascendió a 3.811 millones de euros, tras un alza del 23%.

Imagen sobre el titular.- Cuartel general de CaixaBank. © Caixabank.

PUNTUAR ARTÍCULO
Cargando…
COMPARTIR ARTÍCULO