La Justicia es una infraestructura básica para el crecimiento económico, subraya Lesmes

El Presidente del Tribunal Supremo pide más inversión en Justicia y reforma estructural

Eva González Madrid (España), 10 septiembre, 2019

El Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, recalcó durante su discurso en la ceremonia de apertura del año judicial 2019-2020 la necesidad de unos jueces y tribunales independientes, que sean respetados y sus sentencias cumplidas como pilar fundamental del Estado de Derecho y por ende de esa seguridad jurídica, de esa previsibilidad y transparencia en la aplicación e interpretación de las leyes, que propician la inversión y el desarrollo económico.

“La justicia también es importante como factor de prosperidad y progreso económico. El buen funcionamiento de la Administración de Justicia es determinante para la confianza que demandan los ciudadanos, empresas y e inversores a la hora de tomar sus decisiones ya apuestas de futuro. De ello depende en gran medida el desarrollo del conjunto del país.

La incertidumbre es uno de los factores que de manera más nociva incide en la inestabilidad económica de una sociedad. La ausencia de previsibilidad impide un cálculo solvente de riesgos y consecuentemente obstaculiza un crecimiento económico sostenido. En este contexto el concepto de seguridad jurñidica alcanza una importancia capital, proporcionando un escenario de certeza en el que las decisiones empresariales y económicas se ve avalada por un marco decisorio razonablemente cognoscible”.

La jurisprudencia, fundamental para el desarrollo de la economía colaborativa

Lesmes puso en valor la función del Tribunal Supremo como órgano generador de una jurisprudencia que dote de uniformidad y certeza las sentencias de los juzgados u tribunales inferiores.

Su Majestad el Rey Felipe VI junto a los miembros de la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo. © Casa de S.M. el Rey

Destacó el valor de la jurisprudencia del Supremo como forma de incrementar la seguridad jurídica, especialmente en el caso de los modelos de negocio derivados del uso de nuevas tecnologías (economía colaborativa), donde todavía no existe una regulación legal específica. También destacó el Presidente del Tribunal Supremo la importancia de la jurisrudencia en materia fiscal o laboral.

Sistemas alternativos de resolución de conflictos, claves también

Lesmes mencionó también la importancia de establecer sistemas alternativos de resolución de conflictos fiables. Este tipo de sistemas son capaces de proporcionar esa rapidez y fluidez que demandan los empresarios e inversores a la hora de resolver controversias.

“Una justicia ágil y previsible con unos criterios claros y comprensibles, adecuadamente coonestada con todas las Administraciones implicadas y en la que se fomente el empleo de medios alternativos de resolución de conflictos, debe ser un objetivo ineludible para un país que quiera crecer y progresar racionalmente,” dijo literalmente.

Recursos insuficientes y estructura decimonónica

Carlos Lesmes señaló que los recursos invertidos en Administración de Justicia, unos €4.000 millones anuales, resultan francamente insuficientes para que los juzgados y tribunales españoles den cauce con la celeridad y calidad necesarikos al cúmulo de asuntos que se plantean ante los órganos judiciales. El ratio de inversión per cápita es manifiestamente inferior al necesario, según se desprende de la Memoria del Poder Judicial 2018, indicó.

El Presidente del Tribunal Supremo reconoció el perjuicio que supone para la buena marcha de la Administración de Justicia la prolongación de esta situación de interinidad del Gobierno que vivimos, la cual ha producido que, expirado el mandato del Consejo General del Poder Judicial no se haya podido nombrar uno nuevo. Hizo un llamamiento a quienes tienen la responsabilidad política para que solucionen este punto.

Su Majestad el Rey escucha la intervención de la Fiscal General del Estado, María José Segarra. © Casa de S.M. el Rey

Lesmes reclamó más recursos, pero también una reforma territorial (concentración) y organizativa (colegiación de organos judiciales) de la Administración de Justicia para que los recursos invertidos en ella puedan rendir y redundar en una mayor calidad y repidez en la resolución de conflictos y generación de jurisprudencia: Es necesario “invertir con prontitud dinero y talento para implantar un nuevo modelo territorial y organizativo de la Justicia”, que debe ser dotada de los medios materiales y personales de que precisa “no como una reivindicación corporativa o interesada de quienes formamos parte de ella, sino como uno de los ejes que han de permitir que nuestro Estado de Derecho quede definitivamente vertebrado”.

El sistema jurídico-procesal, más que marco, verdadera infraestructura para la inversión

“Un país que ofrece niveles óptimos de seguridad jurídica tiene más oportunidades de atraer el capital y los recursos productivos que se requieren para la creación de la riqueza y el empleo. Puede decirse sin riesgo de exageración que el sistema jurídico-procesal no es únicamente un marco, sino una verdadera infraestructura para la inversión y el crecimiento económico. Así nos lo viene recordando en los últimos años Instituciones como el Banco Mundial,” subrayó Lesmes en su discurso.

Imagen sobre el titular.- Su Majestad el Rey Felipe VI escucha la intervención del Presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, durante el acto solemne de apertura del Año Judicial 2019/2020 que presidió ayer. © Casa de S.M. el Rey

Links externos relacionados:

Intervención de Carlos Lesmes (Presidente del Tribunal Supremo) y María José Segarra (Fiscal general del Estado) durante el acto solemne de apertura del Año Judicial 2019/2020 (vídeo)

PUNTUAR ARTÍCULO
Cargando…
COMPARTIR ARTÍCULO