Pedro Sánchez, Presidente por los pelos, mientras los empresarios temen el fracaso laboral y económico del programa PSOE-Podemos

Por mayoría simple y con tan sólo dos síes de diferencia (167 de un total de 350 diputados votaron a favor frente a 165 en contra) el líder del PSOE ha logrado quedarse en La Moncloa y Unidas Podemos «tocar» Gobierno, pero no garantizar la gobernabilidad del país ni una pronta aprobación de Presupuestos Generales del Estado.

Cierto que la coalición PSOE-Podemos supera en número de senadores a la posible alianza PP-Ciudadanos, pero si Pedro Sánchez quiere sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado deberá satisfacer las exigencias de PNV y del resto de los Grupos que le han dado la apretada mayoría simple que lo mantiene en La Moncloa.

Su Majestad el Rey durante la promesa de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno. © Casa de S.M. el Rey

No es previsible que PP, Ciudadanos o VOX voten a favor de unos PGE al gusto de Podemos, de modo que la aprobación de la Ley que permitiría financiar el programa de la coalición de izquierdas se presenta accidentada. Accidentada y desde luego en un plazo superior a los seis meses que de media lleva la tramitación normal de una Ley Orgánica.

Entre tanto, tendremos Gobierno de izquierda pero con presupuestos de derechas, los de Mariano Rajoy, prorrogados por enésima vez.

Su Majestad el Rey Felipe VI firma el Real Decreto con el nombramiento de Don Pedro Sánchez Pérez-Castejón como Presidente del Gobierno, en presencia de la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet Lamaña. © Casa de S.M. el Rey

Presentado el programa de la coalición PSOE-Podemos mientras aún se «cocinaba» la investidura de Sánchez, CEOE y CEPYME alertaban sobre el impacto nocivo para la creación de empleo y el crecimiento económico que podrían generar algunas de las medidas previstas en él, como la derogación de la reforma laboral.

Mayoría simple muy diversa pero muy disciplinada

Una mayoría «patchwork» en el Congreso de los Diputados, más hilvanada que bien cosida aunque muy disciplinada, aceptó ayer a Pedro Sánchez (líder del Partido Socialista Obrero Español -PSOE-) como Presidente del Gobierno de España.

Votaron a favor de la investidura del líder del PSOE, el Grupo Socialista al completo, Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común (sus socios en el primer gobierno de coalición de ambito nacional en la historia de la democracia española post transición), Más País, Compromís BNG, Teruel Existe y Nueva Canarias (Grupo Plural), y PNV.

A la izquierda: Aina Vidal, la diputada de Unidas Podemos enferma de cáncer que no pudo asistir al Pleno del 5 de enero por razones de salud, pero sí lo hizo a toda costa el 7 de enero para votar sí a la investidura de Pedro Sánchez (líder del PSOE). Captura del vídeo proporcionado por el Congreso de los Diputados en su website. © Congreso de los Diputados.

La disciplina, o si se quiere, la responsabilidad en los diputados de Podemos ha llegado al extremo de que Aina Vidal, enferma de cáncer y que no pudo asistir al Congreso el 5 de enero por razones de salud, acudió el 7 para asegurar la diferencia a favor de Pedro Sánchez.
Mención especial merece el sí del PNV. Esta formación de centro derecha de origen demo-cristiano se ha decidido a apoyar la investidura de Sánchez y con ello ha abierto la puerta a una coalición de izquierda radical. Todo a cambio de concesiones concretas en las áreas de financiación y competencias autonómicas referidas no sólo al País Vasco, sino también a Navarra.

Pero es que los noes a quien hoy ha tomado posesión de su cargo como Presidente del Gobierno de España en La Zarzuela, ante el Rey Felipe VI no son menos misceláneos.

Una derecha tripartita y buena parte del independentismo catalán dicen no a Sánchez

Con un centro-derecha que es incapaz siquiera de aplaudir en bloque las intervenciones de los líderes de las diversas «confesiones» conservadoras. Y esto aunque Pablo Casado (líder del Partido Popular -PP-) y Santiago Abascal (líder de VOX) citaran, contestando a Pedro Sánchez, a José Manuel Hazaña en el mismo sentido y con lectura completa del antaño Presidente de la República Española.
El líder del PSOE se atrevíó emplear dos citas de Manuel Hazaña como guiño a los socios y apoyos externos a su investidura, mayoritariamente republicanos. Pero el hoy Presidente del Gobierno no contó, parece, con la extensa cultura política de los diputados de las bancadas conservadoras.
Tampoco se vieron ni se escucharon aplausos desde los escaños de VOX y PP a la intervencion de Inés Arrimadas. Parece que ni a Abascal ni a Casado les interesa jalear un discurso que resulta coherente con el propio salvo que la cabeza parlante y liderante sea la suya.

Arrimadas también corrigió las superficiales citas de Hazaña lanzadas por el líder del PSOE en su intervención: «Ya que cita a Hazaña, Sr. Sánchez, aprenda de los errores pasados cuando Hazaña decía de la Generalitat de Compains <<Ha vivido no sólamente en la desobediencia, sino en franca rebelión e insubordinación». Y lo decía Hazaña de sus socios, Sr. Sánchez>>.

Arriba: Santiago Abascal (líder de VOX) e Ines Arrimadas (Ciudadanos) durante su intervención en el Pleno de Investidura el 7 de enero de 2019. Abajo: Pablo casado (líder del PP) y cayetana Álvarez de Toledo (portavoz parlamentaria del Grupo Popular en el Congreso) escuchan la intervención de Aitor Esteban (PNV) en el Pleno de Investidura. Captura del vídeo proporcionado por el Congreso de los Diputados en su website. © Congreso de los Diputados.

Si diversos los síes, no menos diversos han sido los noes. Votaron contra la investidura del candidato del PSOE tanto Junts per Catalunya como la CUP. Las dos formaciones independentistas catalanas evidenciaron durante las intervenciones de sus portavoces que la razón principal por la que se oponían a la investidura del líder del PSOE era que no podían confiar en la oferta de diálogo de un político que hoy decía «digo» y mañana «diego». Y esto no en función del respeto a unos valores sino de lo que le conviene más en cada coyuntura.

Coalición Canaria y PRC (Grupo Plural), además de los cinco diputados del Grupo Mixto también se opusieron a la investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno.
Aunque Ana Oramas (Coalición Canaria) se decidió por el no quebrando la disciplina de voto establecida en el Consejo de su partido. Hoy la ejecutiva de CC se plantea si explulsará a la experimentada diputada.

18 abstenciones, pero con el «borrico en la linde»

La nada homogénea colcha a base de retales de los síes pende de un hilván, pero las abstenciones, las cuales han sido claves para la investidura de Sánchez, se sujetan a duras penas con alfileres.
La investidura del líder socialista se asienta igualmente sobre 18 abstenciones, de los grupos Republicano y de EH Bildu y ni Esquerra Republicana de Catalunya ni los separatistas republicanos vascos de Bildu están dispuestos a apoyar gratis la aprobación de las leyes necesarias para ejecutar el programa de la coalición PSOE-Unidas Podemos.

Montserrat Bassa (ERC) durante su intervención en el Pleno de Investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno de España el 7 de enero de 2020. Captura del vídeo proporcionado por el Congreso de los Diputados en su website. © Congreso de los Diputados.

La diputada por ERC Montserrat Bassa, hermana de Dolors Bassa, una de las políticas catalanas condenadas por la Sentencia del Procés, no sólo mostró el dolor que viven los condenados y sus familias sino que dejó claro que ERC no apoyaría las iniciativas legislativas del PSOE durante la legislatura a cambio de nada.

«Personalmente, y digo personalmente, me importa un comino la gobernabilidad de España. La indignación me haría votar no a un PSOE cómplice en la represión de nuestro pueblo y en la criminalización de la protesta de nuestra juventud. Pero sabe, Señor Sánchez, cuando visito al puto cristal, a Dolors, Carme, Oriol y Raul, siempre me sonríen a mi rabia y me recuerdan que nosotros creemos en el diálogo, y que queremos construir una República Catalana independiente desde la cordialidad con España y no desde el enfrentamiento. Y tienen razón. Porque nosotros creemos en la paz y en la palabra frente a la violencia y el odio. Porque nosotros no somos como ellos.

«La Presidenta Carme Forcadell reivindica la necesidad de la empatía. Y les digo una cosa, si queremos resolver el conflicto político, si queremos que la mesa de diálogo y la negociación sea provechosa necesitamis esta empatía.

«Por tanto, desde al gestión de la rabia y la impotencia, desde esta empatía necesaria, desde un gran escepticismo y plenamente fiel a una ideología pacifista y feminista que considera que los conflictos se resuelven dialogando, hoy votamos esta abstención para darle la oportunidad al diálogo y finalmente hoy, desde esta tribuna reivindicamos la libertad inmediata de Oriol Junqueras y la nulidad de la sentencia (la sentencia sobre sobre el Procés, se entiende).»

Oskar Matute (Bildu) durante su intervención en Pleno de Investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno de España el 7 de enero de 2020. Captura del vídeo proporcionado por el Congreso de los Diputados en su website. © Congreso de los Diputados.

Oskar Matute, diputado que intervino en el debate de investidura en nombre de EH Bildu subrayó: «No estamos aceptando las cosas que no podemos cambiar, estamos cambiando las cosas que no podemos aceptar»…»dijimos que íbamos a parar a la extrema derecha y lo hacemos por la memoria de Dolores Ibarruri, nacida en Meatzaldea, nuestra zona minera. Ella, La Pasionaria, desde el Ministerio de la Gobernación dijo por primera vez, <<no pasarán>>»…»Nosotros no estamos aquí para agradarles a ustedes (se refiere a quienes llamó hooligans de las bancadas de ultra derecha), estamos aquí para demostrarles con nuestra presencia que ni nos vencieron, ni nos domesticaron. Y no lo han hecho con nosotros y no lo han hecho con el pueblo vasco. Estamos aquí para defender nuestro derecho a construir una República Vasca donde no exista ninguna forma de dominación. Y además queremos demostrar que somos un país solidario. Como decía Ernersto Guevara de la Sierra (conocido como el Ché Guevara), <<la solidaridad es la ternura de los pueblos>>. Por eso unimos nuestra voz a quienes gritan Galicia ceibe, a los miles de catalanes que salieron el 1 de octubre a defender las urnas y la democracia, a los canarios de la tricolor de siete estrellas, a los de la Andalucía rebelde de Blas Infante, a la Asturias obrera, a la Castilla comunera al País Llionés, a todos los pueblos del Estado y del mundo que plantan cara a la apisonadora de las élites. Lo que nos une con ellos y con ellas no es pertenecer a una misma nación, sino pertenecer a una misma clase, la que se enfrenta a la banca y a las grandes corporaciones.»

«Porque nos enfrentamos todos y todas a los banqueros que se retiran con jubilaciones millonarias, mientras nos dicen que vivimos por encima de nuestras posibilidades; frente a la derecha corrupta de los sobresueldos, de la Gürtel, de la Púnica, del Noos, del tamayazo; frente a una Familia Real que nadie ha votado, pero que gana siempre.

«En 1978 desde esta misma tribuna Francisco Letamendía (Ortzi) diputado de Euskadiko Esquerra les decía una cosa muy clara, <<estamos aquí para luchar por una sociedad en la que no existan explotadores ni explotados, y les decimos con claridad que nuestros sueños no caben en vuestras leyes.

«Hoy quiero recordar para finalizar unas palabras de Daniel Bersaitz, militante histórico de la RCR francesa y del Mayo del 68, <<nos hemos equivocado a veces, incluso a menudo, y sobre bastantes cosas. Pero nunca jamás nos hemos equivocado, ni de adversarios, ni de trincheras. Hoy tenemos en mente a las trabajadoras del hogar, de residencias y de limpieza; a las kellys, a los obreros del metal, a los mineros, taxistas y estivadores, a las profesionales de la sanidad y la educación pública que han salido a defender los derechos de los muchos, frente a los intereses y privilegios de los pocos; a las trabajadoras precarias, a los becarios; a los que se matan a trabajar para poder pagar la vivienda; a los que sobreviven en esta enorme trituradora que se llama capitalismo. Hoy no es el comienzo de nada, sino la continuación de todo. Porque la lucha es como un círculo. Se puede empezar en cualquier punto, pero nunca, nunca termina. Por eso hoy votaremos abstención y por eso el 30 de enero saldremos a las calles de Euska Herria en una huelga general para defender pensiones dignas, servicios públicos dignos y trabajo digno. Hoy más que nunca, hacemos nuestra la proclama zapatista que dice que el pueblo manda y el gobierno obedece».

Arriba: Montserrat Bassa (ERC) y Oskar Matute (Bildu). Abajo: Aitor Esteban (PNV). Todos durante su intervención en el Pleno de Investidura de Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno de España el 7 de enero de 2020. Captura del vídeo proporcionado por el Congreso de los Diputados en su website. © Congreso de los Diputados.

Extraña compañía la de EH Bildu para un PNV de centro-derecha que no sólo no se ha abstenido sino que ha dicho sí a la investidura de Sánchez, si no fuera porque ambas formaciones defienden la creación de una república independiente en Euskal Herría, un concepto este de Euskal Herría que abarcaría también a Navarra.

Coalición «progresista» respetuosa de la Ley y la Constitución, aseguran Sánchez e Iglesias

Pedro Sánchez se empeña en repetir, lo hizo de nuevo ayer en el Congreso, que su propuesta es la de un gobierno progresista que actuará y negociará siempre dentro del respeto a la Constitución Española.

Pero, francamente, cuesta aplicar el calificativo «progresista» a unos planteamientos ideológicos y políticos propios del socialismo y el comunismo de finales del S XIX y principios del XX como los que defienden Podemos o Bildu.

Tampoco parece fácil que Sánchez pueda darle a ERC todo lo que pide sin violentar el Estado de Derecho o la Constitución Española.

Y está por ver si esos Presupuestos Generales del Estado Sociales que promete la progresista coalición PSOE-Podemos beneficiarán realmente a esos trabajadores y parados, a esa «sociedad currante» que pretenden favorecer.

En cualquier caso y sean cuales sean, los Presupuestos deberán cumplir con la senda de control del déficit público marcada por la Unión Europea, lo que, probablemente, no se traducirá en un recorte del gasto sino en una elevación de la presión fiscal.

Pedro Sánchez (líder del PSOE) y Pablo Iglesias (líder de Unidas Podemos) firman el Programa del Gobierno de Coalición acordado por ambos partidos.

Al menos eso anuncia el Programa de la coalición PSOE-Podemos presentado las pasadas Navidades por Sánchez e Iglesias. Por cierto, el documento fue firmado en un acto celebrado en el Congreso, en el que ambos líderes se hicieron muchas fotos pero en el que no se permitió a los periodistas plantear preguntas. Es más, en el Congreso de los Diputados, casa de la libertad y el pluralismo políticos en España,  sólo se permitió el acceso a la sala a los reporteros gráficos.

Es de sabios aprender de los errores pasados porque las consecuencias de elevar la presión fiscal directa y otras medidas restrictivas de la propiedad privada, como la limitación del precio de los alquileres, y de los beneficios empresariales, unidas con aumentos de salario mínimo y cotizaciones sociales, no han traído allí donde se han aplicado precisamente inversiones y PROGRESO económico, sino todo lo contrario.

Y sin crecimiento económico mal se puede favorecer el PROGRESO o el bienestar social y laboral. Más aún no se pueden mantener los puestos de trabajo ni crear otros nuevos.

¿Cómo piensan cumplir Sánchez y sus socios las promesas de futuro laboral a parados, becarios, jóvenes y a «aquellos exiliados fuera de España porque no encontraron trabajo en su país» a los que se refirió Iñigo Errejón (Más País) durante su intervención en el Pleno de Investidura?.

Sin contar con las necesidades de los empresarios, en su mayoría pequeños y medianos, que son los que deben crear los puestos de trabajo que Sánchez e Iglesias prometen, no se puede.

CEOE y CEPYME tienden la mano al nuevo Gobierno pero alertan frente a las medidas del programa PSOE-Podemos

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha alertado sobre las consecuencias nocivas que para la creación de empleo pueden tener las propuestas fiscales, económicas y de derogación de la reforma laboral incluidas en el programa de la coalición PSOE-Podemos.

«En un contexto de enfriamiento de la economía, las medidas económicas y laborales anunciadas de cara al futuro Gobierno podrían acelerar aún más el deterioro de la economía afectando al empleo, tal como explicamos las organizaciones CEOE y CEPYME en el comunicado enviado a la prensa el pasado 31 de diciembre,» dice literalmente la CEOE en su Observatorio del Mercado Laboral publicado el pasado 3 de enero en el que comentaba las cifras del empleo de Diciembre de 2019.

«En términos interanuales los datos revelan una caída del desempleo muy inferior a la de 2018, cuando se alcanzaron los 210.484 desempleados menos, frente a los 38.692 de este ejercicio. En la misma línea, la afiliación a la Seguridad Social refleja que se han afiliado casi 180.000 trabajadores menos en 2019, pues el incremento de ocupados fue de 384.373, muy por debajo de los 563.965 de 2018, explica el Observatorio CEOE, el cual añade: «Teniendo en cuenta que todavía nos encontramos en tasas de desempleo muy elevadas -próximas al 14%-, estos registros evidencian una desaceleración preocupante de la creación de empleo que se viene intensificando desde el mes de julio, no sólo por la incertidumbre económica, en el entrono global y de la Unión Europea, sino también por la crisis de confianza en el ámbito nacional.»

En el comunicado enviado a la prensa el 31 de Diciembre pasado CEOE y CEPYME decían literalmente sobre el Programa de al coalición PSOE-Podemos: «…el documento esboza una serie de medidas de carácter económico y laboral que, más cerca del populismo que de la ortodoxia económica, impactarán de forma muy negativa en la creación de empleo, en el futuro de las empresas y desincentivarán cualquier posibilidad de inversión en España, tanto desde dentro del país como desde el extranjero.

«En la práctica, algunas de las vías de acción que se adelantan en el documento impactarán especialmente en las pymes y entre los autónomos y pueden acabar dando como resultado un aumento de la economía sumergida y menores oportunidades de acceso al mercado laboral, los dos grandes problemas de este país.

De izquierda a derecha: Gerardo Cuerva (Presidente de CEPYME); Antonio Garamendi (Presidente de CEOE); y Lorenzo Amor (Presidente de ATA) durante la primera reunión tripartita de estas patronales tras la incorporación de ATA a CEOE. © ATA.

«Por otro lado, la mayoría de las medidas planteadas dejan ya prácticamente sin espacio al diálogo social entre empresas y trabajadores y abren la puerta a un ‘monólogo social’ por parte del futuro Gobierno en el que la adopción de iniciativas legislativas sin consenso pueden acabar teniendo escaso recorrido y siendo contraproducentes.

«CEOE y Cepyme mantienen su apuesta por el diálogo social como fórmula que nos ha permitido culminar 40 años de progreso sin precedentes y que debe servir para afrontar los retos a los que nos enfrentamos como país. Para ello necesitamos, además, un Gobierno estable y moderado, tal y como hemos defendido hasta ahora.»

Ambas organizaciones empresariales señalan en este mismo comunicado que «los últimos indicadores económicos reflejan que la economía española ya crece a tasas inferiores al 2%, tal y como anticipó la CEOE a principios de 2019 a pesar de las críticas que sufrimos.
«CEOE y Cepyme dejamos claro entonces y lo hacemos ahora, que estas previsiones y las valoraciones que realizamos no son fruto de un catastrofismo interesado, sino que responden a nuestra voluntad de contribuir al bien común.»

Inmediatamente después del Pleno de investidura celebrado el 7 de diciembre CEOE y CEPYME tendían la mano al nuevo Gobierno: «Los empresarios españoles muestran su total colaboración con el nuevo Gobierno en la tarea de conseguir lo mejor para nuestro país, especialmente en una etapa en la que la interlocución con las instituciones, en el marco del diálogo social, será tan importante y necesaria.»

Imagen sobre el titular.- Pedro Sánchez (líder del PSOE) aplaude a sus compañeros de partido y de coalición tras haber sido aprobada su investidura como Presidente del Gobierno de España en el Congreso de los Diputados el 7 de enero de 2020.© PSOE

Links externos relacionados:

Pleno de investidura (segunda votación el 7 de enero de 2019) -video-

Programa del Gobierno de Coalicion PSOE-Unidas Podemos

Comunicado de CEOE y CEPYME ofreciendo colaboración al nuevo Gobierno 

Observatorio CEOE sobre el mercado laboral publicado en enero de 2020

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

Close Bitnami banner
Bitnami