Left-right: Sanjay Peters (ESADE) Rajib Kumar (ICRIER) Federico Ysart (Marcelino Botín Foundation) Pablo Bustelo (RIE)

Relegar a India a la hora de invertir, un gran error (I)

`India es un mercado complejo, sí, pero ¿por eso es para no considerarlo?´, preguntó a la audiencia Sanjay Peters, licenciado por la Universidad de Cambridge, consultor de la ONU y el Banco Mundial y profesor de economía en ESADE, durante el Foro sobre India celebrado bajo el título `India la democracia de la diversidad´durante los días 5, 6 y 7 de noviembre de 2007 en Madrid. Tanto Peters como el resto de ponentes conocen de primera mano la situación de India. Todos ellos hablaron con fundamento, por tanto, sobre la evolución en este mercado, que pronto contará con 300 millones de ‘bolsillos’ de clase media.

Ilustración del programa del Foro India 2007, `La Democracia de la Diversidad´
Ilustración del programa del Foro
India 2007, `La Democracia de la Diversidad´

Najib Padar (Secretario de la Embajada de India en España) Ashutosh Varshney, Director del Center for South Asian Studies (Universidad de Michigan), Christophe Jaffrelot, Director del Centre d’Etudes et de Recherches Internationales (París), Rajiv Kumar Presidente del Indian Council for Research on International Economic Relations (-ICRIER- Nueva Delhi), Sundeep Walsekar, Presidente del Strategic Foresight Group (Bombay) y Xenia Dormandy, Directora Ejecutiva del Belfer Center for Science and International Affairs (Universidad de Hardvard), intervinieron mano a mano junto con Sanjay Peters y ponentes españoles de la talla de Pablo Bustelo (Primer Investigador para Asia Pacífico del Real Instituto Elcano), Eva Borreguero (Directora de Programas Educativos de Casa Asia) o Vicente Garrido (Director del INCIPE). Todos hablaron sobre el pasado, presente y futuro de India como potencia asiática llamada a jugar un papel importante en el panorama internacional global.

Federico Ysart, Director del Observatorio de Análisis de Tendencias y miembro del patronato de la Fundación Marcelino Botín (institución organizadora del foro) actuó como maestro de ceremonias.

Emilio Lamo de Espinosa, catedrático de Sociología de la Universidad Complutense, inauguró el foro y, Fernando Delage, Director de Casa Asia Madrid, lo clausuró. «Es un error relegar a India a la hora de decidir donde invertir», aseguró.

Durante las sesiones (fueron 3 mesas redondas) todos ellos presentaron a la India como un país plural, lleno de contradicciones, que, a pesar de sus problemas y de que debe recorrer todavía un largo camino, ofrece numerosas oportunidades para inversores y emprendedores ágiles con visión de futuro.

Manufactura y reforma agraria, claves para crecer

Rajiv Kumar (ICRIER), quien se ocupó de la parte macroeconómica en el Foro, analizó las principales fortalezas y debilidades de su país, comenzando por el momento de crecimiento económico que vive la democracia más poblada del mundo.

Desde un aumento del PIB que se situaba alrededor del 4,4% entre 1966 y 1990, el país h a pasado progresivamente a un aumento del 8% según datos OCDE. «Esperamos alcanzar el 9,3 o 9,4%, y, dado nuestro potencial para encarar nuevas reformas, esta tasa de crecimiento puede pasar fácilmente a ser de un 10%», aseguró Kumar.

Hasta ahora se ha venido produciendo un desarrollo económico basado en el crecimiento del sector de servicios de IT (nuevas tecnologías de la información y telefonía móvil), pero «entre febrero y junio de 2006 nuestro sector de manufactura ha comenzado a aumentar por encima del sector servicios».

«No obstante, seguimos adoleciendo todavía de una debilidad en el sector agrícola. Se trata de un sector necesitado de mayor atención, ya que el 60% de la población reside en pueblos y no puede vivir de la agricultura. Mejorar la agricultura diversificando y propiciando su desarrollo es clave para alcanzar el objetivo de crecimiento que nos hemos marcado».

Ya durante el coloquio, el presidente del ICRIER reconoció que existe un grave problema a la hora de encarar una

Rajib Kumar (Presidente del Indian Council for Research on International Economic Relations -ICRIER)-. Imagen, cortesía Fundación Marcelino Botín.
Rajib Kumar (Presidente del Indian Council for Research on International Economic Relations -ICRIER)-. Imagen, cortesía Fundación Marcelino Botín.

reforma agraria: el minifundismo. Por otro lado, apuntó que India se sitúa a la cabeza de la investigación biotecnológica en Asia.

«Pero es cierto que mientras ciudades como Delhi, Bangalore o Bombay crecen a un ritmo del 30%, no sucede lo mismo en las zonas entre estos núcleos urbanos. De modo que el crecimiento no beneficia al gran grueso de la población, sino tan sólo a unos pocos. No es aceptable mantener estas desigualdades», reconoció el presidente del ICRIER.

Manufactura de calidad orientada al mercado interno

Volviendo al sector de manufactura, Kumar apuntó que India no pretende en absoluto competir con China en fabricación masiva. Su país apunta más bien a una manufactura con mayor calidad (ejm. componentes para automóviles, o coches como los fabricados por Tata, etc…).

Además la producción no se orientaría tanto a la exportación, sino a abastecer un mercado interno que hoy día supera los 1.000 millones de almas, y que cada día cuenta con una clase media más extendida (en los próximos años entre 300 y 400 millones de indios serán de clase media).

Pablo Bustelo, investigador principal para Asia Pacífico del Real Instituto Elcano (RIE), declaró sus dudas sobre que India pudiera desarrollar su economía satisfactoriamente, basándose en los servicios de IT y en una manufactura orientada tan sólo al mercado interno.

Christophe Jaffrelot, Director del Centre d’Etudes et de Recherches Internationales (París) apostilló sobre este asunto: «Peugeot ha abierto recientemente alguna fábrica en India, cuya capacidad productiva no apunta únicamente al mercado interno indio precisamente».

Exportar sin dependencia externa

Aun con el enfoque hacia el mercado interno, Kumar reconoció que el peso de India en el valor total del mercado exportador global es muy escaso (tan sólo el 1%) y que esta situación debe ser corregida.

De todos modos, el presidente del ICRIER, ve en el mercado interno una buena opción para desarrollar la economía del país sin depender de las exportaciones, lo que dotaría a India de una independencia superior a la que disfruta China.

Un índice de inflación decreciente, gracias a las políticas gubernamentales de control, y la relación entre inversión pública y crecimiento del PIB se encuentran, a juicio del ponente, entre los indicadores que hablan a favor de la estabilidad y rendimiento real de la economía india: «Mientras que China invierte el 50% de su PIB para obtener un 12% de crecimiento, India tan sólo invierte un 36,6% para obtener un 8%».

La apreciación de la moneda, todo un problema

También la deuda externa sigue una tendencia decreciente, al igual que el nivel de endeudamiento público. El gobierno ha establecido «la obligación, tanto para el Estado Central como para el resto de las Administraciones Regionales, de no sobrepasar un endeudamiento máximo del 3% en 2009».

A todo esto se une la creciente integración en la economía mundial. Una balanza de pagos perfectamente equilibrada da buena prueba de ello, aseguró Kumar.
Aunque el Presidente del ICRIER ve con escepticismo el hecho de que sus compatriotas inviertan en el extranjero: «La riqueza generada por las empresas indias debe redundar en beneficio del propio país, creando riqueza y empleo dentro de India».

Pablo Bustelo (Investigador principal para Asia-Pacífico del Real Instituto Elcano).
Pablo Bustelo (Investigador principal para Asia-Pacífico del Real Instituto Elcano).

Bustelo (RIE) matizó apuntando que la integración de India en la economía mundial es escasa comparando este país con China. De hecho la inversión extranjera en ésta última nación fue 5 veces superior a la realizada en India durante 2006 y, en los años inmediatamente precedentes, 10 veces mayor.

Mientras que en China se lleva una ‘doble contabilidad’, India es un país transparente en ese sentido aseguró Kumar. Por ello se ha producido un flujo excesivo de inversiones de capital externo que ha apreciado moneda india en exceso (un 12%). «Este es un hecho que puede perjudicar al país y el gobierno debería ser capaz de controlarlo» indicó.

Espíritu emprendedor, otra ventaja

«Los indios tenemos un gran espíritu emprendedor ‘dejemos salir al genio emprendedor de la lámpara’, ese es el desafío hoy en India», dijo con toda seriedad Kumar, añadiendo: «El sector privado debe trabajar junto con el gobierno».

Sucede sin embargo, que la mayoría de los emprendedores son pequeños y medianos empresarios. Pocos negocios llegan a crecer hasta convertirse en grandes empresas. «Esta realidad debe cambiar porque se corre el riesgo de aumentar la dualidad hoy existente entre las pocas grandes empresas que usan tecnologías las más avanzadas y las muchas pequeñas y medianas empresas que trabajan con tecnologías muy diferentes» opinó el presidente del ICRIER.

Otro desequilibrio en el entorno empresarial proviene de que en India existe todavía un gran porcentaje de economía sumergida y, por tanto, de empleo ‘negro’. La economía sumergida no paga impuestos y frena el desarrollo de las empresas estructuradas al no competir en pie de igualdad con ellas dentro del mercado.
La falta de un entorno empresarial fuerte es algo que retrae a los extranjeros que encuentran difícil invertir en la India.

Diez consejos para invertir en India

No obstante, según opinión de Sanjay Peters (ESADE), «existen muchas razones para invertir en India: Fabricar para vender dentro del país, fabricar allí para vender en Asia, fabricar allí para vender en EUU».

Peters continuó listando nueve consejos más para quien estuviera interesado en hacer negocios en su país: «Segundo,

Sanjay Peters (Consultant to the UN and World Bank and Professor of ESADE).
Sanjay Peters (Consultor de la ONU, del Banco Mundial y Profesor de ESADE).

sé flexible con la fórmula de negocio; tercero, conviene buscar un socio local, no es bueno ir solo; cuarto confía en el management local; quinto, cuenta con plazos de ejecución más largos, como mínimo de 2 a 3 años de retorno de inversión; sexto, entra con una visión a medio plazo; séptimo, aprende de otros inversores que ya estén en India o en otros países similar es, como Sudáfrica o China; octavo, usa asesores externos realmente expertos en el país, en vez de una macro consultora como Mckenzie, que te cobrará más y lo hará peor; noveno, conoce al consumidor (por ejemplo, el factor precio es importante y el número de unidades que se adquieren en cada compra es muy inferior al número de unidades que se adquiere en España –evita los packs de varias unidades- y, décimo, considera que el riesgo socio-político en India es menor que en China porque somos una democracia madura».

La Fundación Marcelino Botín edita un libro en el que se recoge el contenido del Foro India 2007 y prepara ya los próximos encuentros, entre los que Federico Ysart destacó el que esta institución dedicará a Rusia en 2009.

Eastwind publicará en marzo una segunda parte de este reportaje panorámico sobre el desarrollo económico en la democracia más antigua de Asia.
Consultar la Eastwind newsletter 2007, del 12 al 19 de noviembre para ver un resumen del Foro India 2007.

Imagen sobre el titular.- De izda. a dcha.: Sanjay Peters (ESADE) Rajib Kumar (ICRIER) Federico Ysart (Fundación Marcelino Botín) y Pablo Bustelo (RIE).

Eastwind links relacionados:

Relegar a India a la hora de invertir, un gran error (II)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias