Felicidad_logotipo

Ha nacido Felicidad, la empresa que ayuda a otras empresas a convertirse en sostenibles

Chacho Puebla y sus socios han lanzado hoy una empresa dedicada a la creatividad transformadora y sostenible llamada Felicidad.

Felicidad no es una agencia, ni una consultora, sino una compañía que cuenta con un equipo diverso en el que se suman profesionales con perfiles reconocidos en varias áreas: Chacho Puebla, desde la publicidad, Maca Romera, desde los medios, Leo Gutson, especialista en transformación empresarial de impacto sostenible y pionero en B Corp, Pilar Franco, periodista y diseñadora, Pepe Leyton, especialista en contenido y la dupla de Gustavo Manrique y José Guarderas, expertos en consultoría sostenible con más de 20 años de experiencia.

Este equipo cuyos componentes cuentan con con más de 20 años de experiencia en sus respectivas especialidades ha firmado además un acuerdo de asociación en exclusiva con el fondo especializado en criterios de inversión ESG Fellow Founders el cual, llegado el momento, podrían inyectar capital y equilibrar el proceso de transformación de la empresa cliente.

La sostenibilidad no es una moda, sino una necesidad

En palabras de Chacho Puebla, uno de los socios fundadores de Felicidad: «Esto no es nada nuevo. Tampoco es una moda. Los mayores fondos de inversión están empezando a rechazar a aquellas multinacionales que no cumplan con los criterios de ESG. Hace años que seguimos el cambio que están impulsando.»

Chacho Puebla_co fundador de Felicidad
Chacho Puebla (co-fundador de Felicidad). © Felicidad.

«En especial», continua Puebla, «lo que hace Blackrock. Y, como dice su CEO, Larry Fink en la carta anual que remite a los CEO de empresas bajo gestión de sus activos: «las empresas que no apliquen una política de reducción de emisiones tienen un futuro muy complicado». Este mensaje, desde la gestora de activos financieros con más peso del mundo, demuestra que el camino está claro: o te transformas o no sobrevives. Se llama resiliencia. Y la llevamos dentro. Sabremos hacerlo, aunque cueste”.

Felicidad apuesta por el cambio profundo, pero paulatino

Este tipo de transiciones no son fáciles, sobre todo en empresas con consolidado arraigo; de ahí que la firma apueste por un cambio profundo, pero paulatino. «Sabemos que duele», dicen desde Felicidad, y por eso proponen un enfoque de negocio basado en la sostenibilidad gradual e incremental. Ahí es donde juega un papel fundamental la creatividad, clave en todo proceso de transformación, porque tiene la capacidad de multiplicar y agilizar el impacto, aportando soluciones a complejos retos técnicos.

Regeneración en dos niveles y en cuatro fases

En el ámbito de la sostenibilidad, las transformaciones rara vez son lineales. Por eso, Felicidad trabaja en dos niveles: operaciones y marca.

O lo que es lo mismo, regenera empresas para que sean más sostenibles, eficientes, resilientes e inclusivas y, gracias a estos cambios, construye imagen de marca y crea una historia. Es decir: hace mucho, pero también lo sabe contar.

Felicidad ha segmentando además el proceso de transformación completa en cuatro etapas (Think, Do, Share y Scale) que pueden contratarse de manera integral o independiente, dependiendo de lo cerca o lejos que esté el cliente de alcanzar el triple impacto.

Primero Think, o determinar qué hay que hacer

Think, implica un análisis detallado de todas las etapas del ciclo de vida del producto o servicio, hasta alcanzar un diagnóstico que permita valorar su impacto ambiental y social. El objetivo: estudiar el propósito de la marca, haciéndolo relevante y competitivo en un entorno liderado por modelos regenerativos.

Después Do, o implantar el plan de sostenibilidad

Do, pasa por poner en marcha las medidas que la empresa ha decidido emprender en su camino hacia la incorporación de prácticas sostenibles, al tiempo que se elaboran directrices de comunicación de cara a posibles campañas de marketing.

Equipo de Felicidad
El equipo de Felicidad. © Felicidad.

La experiencia y alianzas de Felicidad se convierten aquí en piezas indispensables para encontrar soluciones concretas a cada problema técnico (desde la reducción de emisiones a la reutilización de residuos).

De hecho, son ya 20 años los que lleva trabajando el equipo de expertos con el que cuenta Felicidad en el desarrollo de programas ligados al área de la sostenibilidad y construyendo puentes con profesionales del sector y más de quince mil proyectos socioambientales dispuestos a colaborar en el proceso de transformación de otras empresas.

La tercera fase, Share, o contarlo con acierto

Pero no basta con hacerlo, también hay que contarlo de forma eficaz.
En esta tercera etapa del trabajo, Share, el proceso de transformación, que ha tenido lugar de puertas para dentro, se comunica al mundo.

Los encargados de acometer esta tarea se han curtido en las agencias más destacadas del planeta y se ven avalados por unos 500 premios internacionales. Ellos son los que se encargan de demostrar que las ideas, el arte, la narrativa, la estrategia -la creatividad, a fin de cuentas- tienen un inmenso poder que permite consolidar comunidades en torno a la marca y acercar posiciones con el consumidor. De eso se trata esta etapa: de construir puentes sólidos y duraderos entre marca y público.

Scale, la cuarta etapa, o de cómo financiar el crecimiento transformador

Finalmente, el hecho de trabajar con fondos especializados de inversión responsable ESG (Environmental, Social & Corporate Governance) no solo aporta un importante valor añadido al proceso (único en España), sino que, además, permite equilibrar la ecuación riesgo/rentabilidad/impacto, posibilitando la inyección, si la empresa alcanza sus objetivos, de hasta €100MM en las empresas con las que Felicidad trabaja. Esta etapa diferencial, Scale, es la cuarta de la metodología de Felicidad.

Imagen sobre el titular.- Logo de Felicidad.© Felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias