Sello Verde Audiovisual_Academia de Cine_logo

La Academia de Cine presenta el Sello Verde de Sostenibilidad Audiovisual

La Academia de Cine ha presentado hoy el nuevo Sello Verde que certificará la sostenibilidad de las producciones audiovisuales.
El Sello viene acompañado de una Guía Práctica que incluye una serie de herramientas comprometidas con el medio ambiente y orientadas a reducir los impactos negativos del sector.

Después de aplicar las buenas prácticas incluidas en la Guía, aportar evidencias sobre la reducción de la huella de carbono y la valoración de los resultados obtenidos, la producción obtendría un informe de sostenibilidad que acredita que cumple el protocolo ‘Sello Verde de la Academia’.

El impulso del Sello Verde de Sostenibilidad Audiovisual probablemente hará que sea más habitual encontrar en los créditos de una película una nueva figura, fundamental para la aplicación de los protocolos incluidos en la Guía, la del ecomanager, el encargado de concienciar al equipo, de estimar el impacto medioambiental y realizar un plan de sostenibilidad adecuado para cada producción audiovisual en concreto.

Hasta ahora, nuestro país no cuenta con ningún certificado nacional de sostenibilidad en el audiovisual, como sí ocurre en Estados Unidos con la Green Production Guide; a nivel europeo con el Green Film Research Lab; y en Reino Unido con el sello Albert. Un vacío al que da respuesta la Guía de Buenas Prácticas del Sello Verde, que profundiza todavía más que sus homólogos internacionales en el aspecto de la reducción del impacto ambiental negativo.

El plan es que el Sello Verde Audiovisual 2022 se ponga en marcha en 2022. En 2023 y 2024 se podrá conocer el verdadero impacto ambiental de nuestro cine, generar una línea de base y marcar objetivos de reducción concretos.

Algunas prácticas aconsejadas en la Guía

El alojamiento y la movilidad de los equipos, el catering, la energía consumida, los materiales utilizados, los residuos que se generan o el uso de agua son los aspectos de los rodajes en los que pone su atención esta guía, desarrollada por Creast por encargo de la Academia.

Que el catering sea de productos de cercanía y temporada y la vajilla sea reutilizable; distribuir agua mediante dispensadores y proveer al equipo de botellas reutilizables para rellenar; apostar por el alquiler y reutilización de vestuario, decoración y materiales de producciones previas; buscar alojamientos cercanos a la oficina de producción, el set de rodaje o el estudio de posproducción; que la iluminación se realice con luces LED; usar vehículos eléctricos en los desplazamientos; y favorecer la comunicación digital por encima del papel son ejemplos de decisiones clave para que un rodaje sea más sostenible. Esto implica que este compromiso no se reduce solo al propio equipo técnico y artístico, sino a toda la lista de proveedores que son necesarios en un rodaje.

Presentación hoy el Sello Verde de Sostenibilidad Audiovisual en la Academia de Cine. © Academia de Cine.

Otros parámetros en los que quiere profundizar el Sello Verde se refieren a vincular la sostenibilidad medioambiental, la sostenibilidad social y la sostenibilidad económica, aspectos interrelacionados, y se fija no solo en la degradación del entorno, sino también en la contaminación acústica y lumínica derivadas de una producción.

Además, la Guía va más allá de la aplicación de una serie de buenas prácticas para reducir el impacto ambiental de las producciones cinematográficas al máximo, sino que propone también compensar la huella de carbono que se haya podido generar.

Las convocatorias de financiación pública incluyen ya criterios de sostenibilidad

La jornada también dedicó un espacio al diálogo entre el sector y la Administración pública, con la presencia de Elisa Rodríguez, subdirectora de Promoción y Relaciones Internacionales del ICAA; Rafael Cabrera, coordinador general en Film Madrid; y Araceli Gozalo, Consejera Técnica de la Oficina de Partenariado del área de Economía del Ayuntamiento de Madrid.

La financiación pública al audiovisual incluye ya criterios de sostenibilidad en algunas convocatorias en España, una tendencia que previsiblemente aumentará en los próximos años, según apuntaron.

Es el caso de las ayudas de varias comunidades autónomas y de las ayudas estatales del ICAA a la producción, la distribución y los festivales desde 2021. «La sostenibilidad en ocasiones cuesta dinero y la Administración está dispuesta a subvencionarlo, como un gasto más suceptible de nuestra ayuda», corroboró Rodríguez, que enmarca la inquietud por la sostenibilidad en una corriente a nivel europeo, que también se ve en el Programa MEDIA.

«No nace para competir con nadie, sino para convivir con todos. Quiere ser un incentivo, no ponerlo difícil», apuntó Tote Trenas.

Film Madrid estudia el lanzamiento de Ecobonos

Desde Film Madrid trabajan en la posible creación de Ecobonos y de estímulos para contrarrestar los gastos de ser sostenibles en futuras convocatorias de sus ayudas. Por su parte, en el Ayuntamiento de Madrid en sus ayudas para la promoción, distribución y producción de largometrajes que tengan relación con la ciudad también puntúa el criterio de sostenibilidad en su convocatoria de 2021 y para 2022 estudian avanzar todavía más en esta apuesta.

Imagen sobre el titular.- Logo del Sello Verde de Sostenibilidad Audiovisual de la Academia de Cine.© Academia de Cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias