La Academia de Cine ha galardonado este año a Alfredo Díaz ‘Fredy’, con el Premio Segundo de Chomón.
Este veterano maquinista diseñó, fabricó y patentó a finales de los 70 una grúa que revolucionó los movimientos de cámara de nuestra cinematografía.

El Premio Segundo de Chomón se concede cada año a empresas o personas cuyas aportaciones técnicas contribuyen al desarrollo de la industria cinematográfica.

Han recibido este mismo galardón en convocatorias anteriores: Los hermanos Alfredo y Andrés Vallés, Juan Mariné, Emilio Ruíz del Río, la familia Valero, Luis Castro, Julián Martín, Josep A. Esteve Torres, Santiago Gordo, Ricardo Navarrete, la empresa madrileña Next Limit Technologies, la veterana peluquera Antoñita, viuda de Ruiz, el Archivo Val del Omar, la compañía de postproducción SGO, Juan José Mendy Igoa, José María Queraltó y Solid Angle, empresa desarrolladora de Arnold, tecnología de síntesis de imagen fotorrealista.

Segundo de Chomón (Teruel, 1871 – París, 1929) fue uno de los grandes pioneros del cine fantástico y de animación. Sus numerosos trucajes e ilusiones ópticas llegaron a aparecer en varias superproducciones europeas. De Chomón es conocido además por explorar las múltiples posibilidades creativas y expresivas que ofrece la técnica del stop motion.

Director de cortos, Segundo de Chomón trabajó para la que fue la productora más importante del mundo a principios de siglo: La Phaté Fréres. Este genio “made in Teruel” estuvo durante mucho tiempo a la sombra de Méliès, a cuyas órdenes coloreó multitud de películas a mano, fotograma a fotograma.

Imagen sobre el titular.- Alfredo Díaz ‘Fredy’ junto a su revolucionaria grúa de cámara patentada. © Academia de Cine.