Huelga de Taxistas.- ¿Se comerán las empresas VTC a los taxis tradicionales?

El Real Decreto-Ley 13/2018 restringe la competencia injustificadamente perjudicando a los consumidores, ha afirmado hoy la CNMC

Eva González Madrid (España), 24 enero, 2019

La tecnología digital combinada la prestación de servicios de VTC ha producido que empresas como Cabify o Uber con sus nuevos modelos de negocio hayan puesto patas arriba las condiciones de competencia existentes durante años en el mercado del transporte público discrecional de viajeros.

Los requisitos legales de seguridad junto con un régimen de concesión de licencias de taxi en número restringido y a precios leoninos durante décadas junto con el hecho de que las tarifas se establecen desde la Administración y son obligatorias (tarificación fija o de máximos) ha hecho que los los precios del servicio de taxi no sean tan competitivos como los que ofrecen en muchos casos los VTC y que los márgenes de los taxistas se vean lastrados por unos costes superiores a estas últimas compañías.

El empleo por parte de empresas VTC de flotas de vehículos conectados inteligentes sin conductor en un futuro no tan lejano como podría esperarse, agudizará todavía más el problema de falta de competitividad de los taxis tradicionales con respecto a las mismas. Uber ha anunciado ya su intención de emplear vehículos de conducción autónoma sin conductor, tan pronto como pueda y las Autoridades se lo permitan.

El vehículo de conducción autónoma desarrollado por Google con la marca Waymo sobre la carrocería © Waymo.

Los taxistas, muchos de ellos trabajadores por cuenta propia, ven en las empresas como Cabify o Uber una amenaza a su “pan”. Y no les falta razón. Pero la solución al problema, según opina la CNMC no debería pasar por perjudicar a los consumidores estableciendo una regulación restrictiva al servicio VTC.

La CNMC ha publicado hoy su informe sobre el RDL 13/2018 que modifica la normativa de los vehículos de turismo con conductor (VTC) en medio de una huelga feroz que los taxistas mantienen en Madrid y Barcelona desde hace días. En Barcelona han acordado hoy una tregua con el Ayuntamiento de la ciudad, a la espera de que acoja en la regulación municipal al amparo del RDL todas las restricciones adicionales demandadas por la patronal del taxi.

En Madrid los taxistas continúan en huelga y con acciones de presión como los cortes de circulación en la M40 o la obstruccion de los accesos por carretera a Feria de Madrid, en plena celebración de Fitur y de la Mercedes Benz Fashion Week.
No han faltado los altercados que han dado como resultado tanto daños materiales como varios taxistas, policías y conductores de VTC heridos.

El Presidente de la Comunidad de Madrid se ha reunido varias veces con la patronal del taxi pero dice tener las manos atadas y que es el Ayuntamiento el que tiene que regular los servicios VTC en función de las necesidades de la ciudad.

Las patronales de empresas y conductores VTC han anunciado que recurrirán cualquier normativa restrictiva de su actividad más allá de los requisitos legales justificados para la protección del interés público y de los consumidores.

Uber y Cabify amenazaron con dejar de prestar servicio en Barcelona si el Ayuntamiento y su alcaldesa Ada Colau restringen la actividad de los VTC acogiendo las exigencias de los taxistas (menos licencias de VTC, que la contratación deba hacerse con varias horas de antelación, entre otras). Pero ni harán huelga ni obstruirán la circulación en la Ciudad Condal. Muy al contrario, las tecnológicas del servicio VTC buscan expandir su actividad al sector del taxi.

Uber lo ha hecho hace años con Uber taxi. Ayer mismo Cabify anunciaba la intención de ofrecer a los taxistas su plataforma para que los usuarios puedan contratar sus servicios a través de ella también en España.

Easy Taxi app. © Cabify.

La compañía española lleva unos meses haciendo esto mismo en America Latina con gran éxito tras la integración de Easy. Cabify lo decía ayer muy claro, apunta a crear la plataforma de Movilidad como Servicio (MaaS) más grande de España e Iberoamérica con la incorporación de nuevos servicios en los 12 países donde opera. Entre estos nuevos servicios se incluyen los de taxi en 2019, pero también otros que favorecerán la descarbonización de las ciudades como los de alquiler de motos y patinetes eléctricos a través de Movo. Cabify se ha comprometido además a reducir en un 75% sus emisiones hasta 2022 mediante vehículos con menor o nulo impacto ambiental.

En lugar de intentar cerrar el mercado, protegiendo unas licencias enormemente caras y las tarifas fijadas por la Administración a las que se ven sujetos. En lugar de proteger una forma de trabajar llamada a perecer debido a la revolución digital que vivimos. En lugar de empecinarse en adorar una forma de trabajar y que en muchos casos les da simplemente para vivir debido a los costes y al descenso de demanda. ¿No sería mejor para los taxistas cambiar de negocio o formar cooperativas tecnológicas capaces de competir con Uber o Cabify, incluso plantándoles cara a estas empresas en su propio terreno con servicios VTC?.

Yo diría que con esta huelga feroz los taxistas están estrellando sus cabezas contra el árbol en lugar de actuar de forma inteligente, considerando todo un bosque que les brinda un sinfín de oportunidades de la mano de la tecnología y los cambios de hábitos de consumo de los usuarios.

El dinosaurio que no evoluciona con su entorno termina extinguiéndose, con o sin RDL. Pero el problema que tienen los taxistas no se ciñe tan sólo a los costes, a una hipotética competencia desleal o a la evolución tecnologica. Se trata más bien de una concepción obsoleta del propio servicio.

Los taxistas de Madrid obstruyen los accesos a Feria de Madrid el 23 de enero de 2019, día en el que se inauguró Fitur. Imagen, © Eastwind.

Muchos de ellos no satisfacen las expectativas de un cliente habituado a comprar y contratar servicios con el móvil y que puede disfrutar un servicio VTC prestado en un vehículo impoluto, con una perfecta puntualidad y profesionalidad, y que le ofrece más comodidades que las del taxi de toda la vida, como el wifi gratis o una botella de agua de cortesía.

Dicho esto, comprendo perfectamente que la situación de cambio de mercado a la que se enfrentan los taxistas les coloca en una situación digna de compasión. Habría que ver cómo se soluciona este asunto de manera que ellos puedan salir adelante sin perjudicar por ello a los consumidores y el propio avance del mercado. Con la tecnología se han topado, igual que se toparán con ella las empresas VTC cuando los propietarios de automóviles lo sean de coches que se conduzcan de forma autónoma.

Todo esto sin considerar que con su huelga salvaje los taxistas han tomado a los trabajadores y ciudadanos en general como rehenes y están destruyendo activos que también les benefician a ellos como la propia imagen del país o el saneado crecimiento del turismo MICE.

Imagen sobre el titular.- Los taxistas de Madrid obstruyen los accesos a Feria de Madrid el 23 de enero de 2019, día en el que se inauguró Fitur. Imagen, © Eastwind.

Links externos relacionados:

Informe CNMC sobre el RDL 13/2018 que modifica la normativa de los vehículos de turismo con conductor

Eastwind links relacionados:

Golpe a Uber y Cabify.- El Gobierno “decreta” la proporción 1 licencia VTC por 30 de taxi

BlaBlaCar quiere entrar en el negocio del transporte en autobús

#SharingMadrid 2017.- La economía colaborativa española en cifras

Eastwind Marketing links relacionados:

Toyota invierte en Uber

SoftBank aclara que podría no invertir en UBER

Waymo demanda a Otto y Uber por robo de secretos industriales

Eastwind links relacionados (edición inglesa):

UBER withdraws to the investor spot in SE Asia while centering on organic growth in core markets

Hilton and Uber unveil app integration

PUNTUAR ARTÍCULO
Cargando…
COMPARTIR ARTÍCULO