UN_General_Assembly_hall_cabecera

La ONU se opone al vertido de agua radiactiva de la central nuclear de Fukushima unilateralmente acordado por Japón

El Grupo de Expertos en Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) subraya en comunicación informal enviada al Gobierno Japonés fechada el 11 de marzo de 2021 que la decisión de verter el agua contaminada procedente de la central nuclear de Fukushima Daiichi II no es una solución aceptable en absoluto.

Para el mencionado Grupo de Expertos: «El vertido de agua contaminada en el Pacífico negaría el respeto por los derechos humanos, incluidos los derechos humanos de los niños, y pondría a los niños en riesgo tanto dentro como fuera del país.

La principal fuente de radiación es el combustible nuclear fundido (corium) en los tres reactores en Fukushima Daiichi. Como resultado, el agua subterránea que fluye hacia el sitio continúa contaminada».

Aún más, el comunicado de la ONU afirma: «Las explicaciones poco claras sobre los peligros que plantea el agua contaminada y el impacto de su tratamiento, y la falta de la pertinente participación pública en el proceso de toma de decisiones, han alimentado la ansiedad de los afectados por el accidente nuclear.

Las discusiones propuestas actualmente sobre cómo tratar el agua contaminada carecen de la participación significativa de las comunidades y de la sociedad civil ”

La ONU sigue el asunto Fukushima desde hace años

El Grupo de Expertos en Derechos Humanos de la ONU viene siguiendo el asunto del posible vertido al mar del agua radioactiva procedente de la central nuclear Fukushima Daiichi I desde hace años.

El Gobierno de Japón contestaba oficialmente el pasado marzo a las preguntas de este Grupo de Expertos de la ONU formuladas al Ejecutivo en enero de 2021.
El Ejecutivo japonés aseguraba en su contestación oficial que nunca autorizaría el vertido del agua contaminada almacenada en los reactores sin que TEPCO la hubiera sometido una y otra vez a procesos de depuración.

La comunicación distinguía entre el agua radioactiva almacenada en los reactores y el agua de lluvia que se filtra por la estructura de los tanques dañados y que se contamina al entrar en la estructura de la central nuclear. Sobre el vertido de la mencionada agua de lluvia no prometía nada.

En carta oficial al Gobierno japonés fechada en junio de 2020, el mencionado Grupo de Expertos de la ONU subrayaba ya que verter el agua en el medio ambiente viola los derechos de los ciudadanos japoneses y de los habitantes en países vecinos como China o Corea. Se pedía igualmente en ella al gobierno japonés que retrase cualquier decisión sobre el vertido del agua contaminada al mar hasta que terminara la crisis del COVID-19 y se hubieran llevado a cabo las consultas internacionales pertinentes.

Imagen sobre el titular.- Recinto donde se reúne la Asamblea General de las Naciones Unidas. Imagen de Patrick Gruvan a través de Wikimedia Commons. Para ver la fotografía original y los términos de la licencia clic aquí
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:UN_General_Assembly_hall.jpg

Eastwind links relacionados:

China, Corea, la ONU y Greenpeace protestan contra el vertido de agua radiactiva al océano acordado por el Gobierno japonés

Corea impondrá restricciones indirectas a la importación de productos japoneses tras el vertido de agua desde la central nuclear de Fukushima

China se reserva tomar medidas si Japón vierte el agua radiactiva de la central de Fukushima al Océano Pacífico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias