La FEDE-Federación de Empresas de Publicidad y Comunicación, dentro de la cual está integrada La FEDE-Agencias de España, ha presentado ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos contractuales un escrito para impugnar el concurso convocado por AENA el 1 de julio pasado por una cuantía máxima de €8,85 millones.
La FEDE considera que en varios puntos, las condiciones establecidas en el concurso restringen la competencia.

De acuerdo con el comunicado de La FEDE, Federación está muy vigilante sobre este tipo de prácticas de las Administraciones que afectan principalmente a las empresas de capital nacional. Y también sobre otras como la convocatoria de concursos de medios en los que solo pueden participar estos, los medios, excluyendo sin justificación a un actor reconocido en la Ley General de Publicidad como es la agencia de medios, y que también se están impugnando desde la Federación.

La cuantía no se reparte en bloques y se exigen garantías económicas y de solvencia desproporcionadas

La impugnación presentada hoy por FEDE se basa en las siguientes alegaciones:

a) En primer lugar, el hecho de que un presupuesto de esa cuantía no se reparta en bloques, contradiciendo la doctrina española y europea, cuando la propia convocatoria realiza de por sí una división de los servicios que habría permitido realizar dichos bloques. La renuncia a la división en bloques no está en ningún momento argumentada.

b) En segundo lugar, las condiciones de las garantías económicas, a todas luces desproporcionadas. Se establece la necesidad de una garantía provisional de 219.645,09 €, equivalente al 3% del contrato, y la garantía definitiva del 5% del importe ofertado por el licitador. Ello supone una exclusión casi segura de la mayor parte de los operadores económicos del sector, pues tal tamaño de expediente de contratación sin la posibilidad de acudir a lotes separados obliga a los operadores de tamaño medio y pequeño a abstener de licitar dentro del expediente.

c) A todi ello se añade la solvencia económica y financiera que exige el concurso. Se pide que las empresas concursantes acrediten unas recursos propios mínimos de casi medio millón de euros. Era preciso además demostrar una facturación de €5,2 millones y que una de las campañas facturadas fuera como mínimo de €2 millones con un mix de medios formado al menos por Televisión, Radio, Medios Gráficos e Internet.

Imagen sobre el titular.- © La FEDE.

Eastwind Marketing links relacionados:

Publicidad Insittucional 2018.- El Gobierno de Sánchez sólo llevó a cabo 66 campañas de las 102 previstas e invirtió en ellas tan sólo el 30% del presupuesto total inicialmente aprobado