Me parece que sí estamos preparados para la era de los influencers no humanos. Pero lo estamos no porque hayamos evolucionado debido a la integración en nuestra vida cotidiana de tecnologías digitales varias e Internet. En realidad llevamos preparados para ello desde hace siglos. La capacidad para dejarnos influir por algo o alguien que colocamos en un pedestal es propio de la naturaleza social y afectiva de los seres humanos, como lo es la afición que de mostramos por redes sociales de todo tipo, incluida Facebook.

Golden ✨ 📸 @cjw.photo . . #3dart

A post shared by Shudu (@shudu.gram) on

Últimamente se habla mucho de Shudu, la primera top model 100% digital, creada por Cameron-James Wilson. Han corrido ríos de tinta sobre el asunto. Hasta en la BBC se ha ocupado de esta broncínea super modelo de pega. Al hilo del caso Shudu han salido a relucir otros influencers 100% digitales, sus cuentas en redes sociales y su capacidad para influir en la forma de ser, de comportarse, de vestir, de pensar de las personas que los siguen.

Hace unos meses la sensación era la robot Sophia de Hanson Robotics. Sophia tambien tiene cuenta en Instagram y hasta ha sido invitada especial en algún programa de la NBC. Este robot con cara de mujer es capaz de conversar de forma “inteligente”.

Robot Sophia. © Hanson Robotics.

Sin olvidar la archi comentada presentadora de televisión androide de Japón. Pero todo esto no es nuevo.

Desde hace años Hatsune Miku, el holograma cantante de Vocaloid, uno de los mejores ejemplares de super jovencita anime,todo hay que decirlo, agota las entradas cada vez que actúa y vende productos de merchandising como rosquillas. La última vez que la vimos fue en Madrid y cantando una ópera muy peculiar. Por cierto, la Miku tiene alrededor de 900.000 fans en Facebook.

Hatsune Miku en concierto. © Crypton Future Media, INC.www.viapro.net piapro /©SEGA Graphics by SEGA/MARZA ANIMATION PLANET INC. production by Crypton Future Media.

Pero la tecnología digital, los hologramas, la realidad aumentada, la realidad virtual, la inteligencia artificial y la robótica no hacen otra cosa que vestir aún mejor el objeto de deseo de los fans, ahora llamados followers. Un fenómeno que a lo largo de la historia ha venido surgiendo alrededor de los más variados personajes, en unos casos de carne y hueso y en otros de la más variada naturaleza y especie. Desde la perrita Lassie hasta Pancho, el perro millonario del anuncio de lotería, pasando por Pocoyó,el dios o mito de turno, Kita, Barbie o la Betty Boop, todos comparten algo: Son objeto del amor,admiración,simpatía, temor y/o deseo de los humanos.

Barbie Tokidoki y su perro cactus. © Mattel.

Mientras el ser humano siga siéndolo continuará admirando, imitando, queriendo u odiando y, por tanto, habrá influencers, ídolos o como se les quiera llamar. Sin importar la materia de la que estén construidos o de si existen en realidad.

Porque el ídolo o influencer tiene más que ver con las “necesidades psicológicas”, con las aspiraciones del fan, también dicho follower, con la fantasía que lo rodea que con la realidad del objeto de nuestra devoción.

Se habla de la frustración que sufre el follower cuando descubre que el influencer al que sigue es en realidad una creación digital, un avatar o un bot. Pero no se han dado pocos casos en los que un ídolo de carne y hueso defrauda al fan, cuando el admirador comete el error de acercarse demaseado, porque en realidad tiene pies de barro.

Drag queen, Daisy Buckët, actuando en el club Missie B’s.Fotografía de Evan-Amos [CC0], from Wikimedia Commons. Para ver el original de la imagen, clic aquí

Figuras como las geishas o las heroínas del teatro chino medieval, la misma Julieta de Shakespeare sobre el escenario de La Rosa o algunas drag queens muy admiradas dicen mucho de la naturaleza humana, dispuesta a enamorarse de una ilusión sin importar la realidad subyacente.

¿Que hay de distinto en Shudu o en Sophia?. Me parece que el fenómeno es el mismo o parecido, eso sí, aderezado o amplificado con tecnología.

Imagen sobre el titular.- La robot Sophia de Hanson Robotics. © Hanson Robotics.

Eastwind Marketing links relacionados (plataforma antigua):

Hatsune Miku, el holograma que arrastra multitudes en Japón

Kita, una quinceañera virtual de McCann y Kimberly Clark con eficacia Platino

Eastwind Marketing links relacionados:

No me llames Barbie, llámame Bárbara

Links externos relacionados:

Cuenta en Instagram de Shudu

Sophia Awakens (episodio 1)

Sophia Awakens (episodio 2)

Tonight Showbotics: Jimmy meets Sophia

Will Smith tries online dating with Sophia