Moncloa se prepara para un Brexit duro, pero no explica concretamente cómo

El Gobierno Sánchez presenta un informe lleno de objetivos e intenciones pero sin concreción a cuatro días del "día B"

Eva González Madrid (España), 11 enero, 2019

“El Gobierno envía un clarísimo mensaje de calma, de certeza, porque está preparado para todos los escenarios, sea de retirada con acuerdo, que sería mucho más deseable, o de retirada sin acuerdo”, afirmaba hoy Isabel Celaá (La Ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del Gobierno) en la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros. Podemos estar tranquilos, pero el anunciado informe sobre el Plan de Contingencia para el Brexit tan sólo permite atisbar que el Gobierno Español o todavía no lo tiene completamente preparado o sencillamente no ha tenido a bien contárselo ni a los periodistas ni a los ciudadanos. Y el día B está como quien dice a la vuelta de la esquina.

De lo poco que el informe concreta, parece desprenderse que el Gobierno Sánchez concederá la residencia legal a los británicos afincados en España y no se aclara si sólo en el caso de Brexit con acuerdo. Por el contrario el Gobierno Británico ya ha adelantado que éste no será el trato que recibirán los ciudadanos comunitarios que viven y trabajan en las Islas en caso de Brexit duro.

Moncloa señala los sectores del Transporte Aéreo, Servicios Financieros y Agricultura y Pesca, como los que se verían más afectados por la ruptura con el Reoino Unido, aunque no explica las medidas de apoyo específicas que piensa poner en marcha para atenuar los perjuicios derivados de un “divorcio” por las bravas.

Lamento tener que escribir esto, pero, a pesar del mensaje de tranquilidad que envió Celaá en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de hoy, a cuatro días del “día B” el Gobierno Socialista no parece preparado al 100% para ayudar a las empresas españolas a capear el temporal económico que se avecina, o al menos esa es la impresión que produce la falta de concreción en la información que ha proporcionado. Además, con el Brexit a la vuelta de la esquina, hoy todavía no encontramos ni rastro de la pestaña prometida en la web de Moncloa para acceder a ese site informativo, pieza central de las medidas de comunicación anunciadas.

Día B, el próximo 15 de enero

El próximo día 15 de este mismo mes de enero la Primera Ministra Británica, Theresa May, someterá el acuerdo para la salida ordenada del Reino Unido de la Unión Europea alcanzado y ya aprobado en las Instituciones Comunitarias, a la votación en el Parlamento Británico.
En Eastwind hemos venido siguiendo de cerca tanto las negociaciones como el clima de opinión y político frente al mencionado acuerdo y no parece contar con el apoyo necesario en la Cámara de los Comunes. Si el Parlamento inglés no da el “si quiero” Theresa May se verá obligada a decidir si convoca un nuevo referendum bien sobre el acuerdo, bien sobre el brexit en sí, o si toma la decisión de permanecer en la UE y somete esta opción al voto del Parlamento, o bien si opta por separar a su país de la Unión Europea (UE) unilateralmente, sin un convenio que mitigue los perjuicios económicos y sociales que generaría el llamado Brexit duro a todas las partes implicadas.

Theresa May habla con la prensa a su llegada a la reunión del Consejo Europeo del 13 de diciembre de 2018. Captura del vídeo porporcionado por el gabinete de prensa del Consejo de la UE.

Theresa May (PM of the UK) talks to the press at her arrival at the EU Council meeting on 13th December 2018. Caption of the video provided by the EU Council presss bureau.

May ha adelantado que no convocará ningún referéndum y que no tiene intención de propiciar que el Reino Unido permanezca en la UE, de manera que si la Cámara de los Comunes no acepta el acuerdo, cosa que parece más que posible, la May se muestra dispuesta a hacer que su país abandone la UE por las bravas.

Con este panorama, el Gobierno de España ha preparado un Plan de Contingencia a aplicar en caso de Brexit duro, o eso afirma. El Gobierno lo ha presentado a los medios, aunque pocas medidas concretas han sido comunicadas en un texto lleno de remisiones a lo que negocie y disponga la Comisión Europea y al acuerdo de Brexit aprobado por los miembros de la UE ya.

Los ciudadanos británicos que residen actualmente en España conservarán globalmente sus derechos

La salida del Reino Unido implicará el fin de la libre circulación y derecho a trabajar de los ciudadanos españoles en el en aquel país y viceversa.

Según explica Moncloa, “La voluntad del Gobierno es la de preservar globalmente sus derechos por considerar que tomaron sus decisiones vitales creyendo en el proyecto europeo. Para ello se habilitará un sistema por el que los ciudadanos británicos en España pasan, de ser ciudadanos de la UE, a ser residentes legales en nuestro país, y se adoptan las medidas necesarias para garantizar a españoles y británicos derechos, seguridad social, asistencia sanitaria, reconocimiento de títulos y cualificaciones profesionales, entre otros”.

El Gobierno Británico no se muestra en general proclive a aplicar un régimen tan comprensivo como el anunciado por el Gobierno Sánchez a los ciudadanos de la UE que residen actualmente en el Reino Unido, de producirse un Brexit duro. Salvo que se negocie un acuerdo bilateral entre España y Gran Bretaña para propiciar la reciprocidad en este campo del reconocimiento de derechos, los ciudadanos españoles residentes en el Reino Unido quedarán en peor posición que los ingleses que han elegido nuestro país para afincarse.
En el campo del derecho de sufragio activo y pasivo en elecciones municipales, el Gobierno Sánchez explica que tiene intención de que quede reconocido negociando un acuerdo bilateral específico con el Gobierno Británico al amparo del Artículo 13 de la Constitución española.

El problema logístico y tres sectores económicos especialmente afectados

Un Brexit duro hará que el Reino Unido quede sujeto de repente al régimen legal aplicable a cualquier otro Estado no miembro de la UE. Las relaciones comerciales pon el ex miembro quedarían sujetas a los tratados de la Organización Mundial del Comercio (OMC), por un lado, y a la legislación de la UE sobre mercancías importadas y exportadas hacia un tercer país, incluido el pago de aranceles e impuestos.

También serán de aplicación a los productos importados desde el Reino Unido las estrictas normas sanitarias y fitosanitarias que la UE prevé para las mercancías procedentes de Estados no miembros.

Todo esto plantea necesidades logísticas específicas que, según Moncloa, los Ministerios competentes están comenzando a abordar ya. Pero no se informa de cuáles son.
Por otro lado, el Plan de Contingencia se ocupa especialmente de tres sectores, que el Gobierno considera que se verán afectados en mayor medida que otros por el Brexit y en especial como consecuencia de un Brexit duro:Transporte Aéreo, Servicios Financieros y Agricultura y Pesca.

Con un flujo de 45 millones de pasajeros y 18 millones de turistas registrados en 2017 entre Reino Unido y España, Moncloa considera que el sector del Transporte Aéreo sufrirá especialmente las consecuencias del Brexit y sobre todo de un Brexit Duro. El Plan de Contingencia presentado hoy no incluye todavía medidas concretas para paliar los efectos nocivos de la salida del Reino Unido de la UE. El Goberno Sánchez se limita a explicar que España defiende una concepción ambiciosa de las medidas de contingencia en esta área porque el objetivo es el mantenimiento de la conectividad aérea. En todo caso el Gobierno velará por preservar en el ámbito de sus competencias los intereses de los pasajeros, dice el comunicado de Moncloa. Muchos objetivos y promesas, pero nada en concreto todavía, o por lo menos no se ha dado a conocer medida alguna.

Zona de embarque de la Terminal T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. © AENA.

El Gobierno ha desvelado hoy que la Comisión Europea ha previsto medidas de contingencia en el ámbito de sus competencias para preservar la conectividad aérea básica y que las mencionadas medidas todavía se encuentran en curso de negociación. Por otro lado, Moncloa asegura que tanto la Comisión como el Gobierno Español han informado a los operadores de la necesidad de adaptarse a un escenario de no-acuerdo.

Las compañías británicas pierden el derecho a prestar servicios financieros en el espacio de la Unión Europea de los 27.
El Gobierno indica, aunque no ha explicado cuáles serán, que complementará con medidas nacionales las medidas de contingencia previstas por la Comisión UE para el Sector Financiero. Tanto la Comisión como el Gobierno han trasladado a los operadores del sector financiero la necesidad de adaptarse en caso de no-acuerdo, asegura el comunicado.

Tampoco ha explicado hoy el Gobierno de Sánchez cuáles serán las acciones de apoyo para los sectores de Agricultura y Pesca, aunque sí reconoce que España tiene intereses específicos en este ámbito.
Moncloa se ha limitado a decir que, “además de las medidas de preparación necesarias a nivel interno, España defenderá vigorosamente la necesidad de prever ayudas específicas para el sector a nivel comunitario así como la pertinencia de tener en cuenta esta nueva situación en el debate sobre el futuro de la PAC/PPC.” De nuevo promesas y objetivos, todavía por concretar.

Gibraltar

El régimen de contingencia especial para Gibraltar queda justificado, explica Moncloa, por dos razones. La primera, que el territorio se beneficia de una aplicación selectiva de los Tratados de la UE (no participa en la Unión Aduanera, la PAC, la Política Pesquera Común o el territorio de aplicación armonizada del IVA). La segunda, que España reclama la soberanía sobre Gibraltar y que el Gobierno mantiene esta reclamación en su integridad tanto si Reino Unido sale de la UE con un acuerdo o sin él.
Sin explicar cuáles van a ser, explica Moncloa que las medidas de contingencia nacionales relacionadas con Gibraltar tendrán dos objetivos primordiales. En primer lugar, preservar los derechos de nuestros ciudadanos, incluido el derecho de nuestros trabajadores al cobro de pensiones y prestaciones de la seguridad social.

Arriba (de izquierda a derecha).- Vista del Aeropuerto de Gibraltar. Imagen de Diego Delso [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)] y Grafico de situación del aeropuerto de Gibraltar realizado por Carport [CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], from Wikimedia Commons . Abajo.- Vista del Aeropuerto de Gibraltar. Imagen de Michael F. Mehnert [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC BY-SA 3.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], from Wikimedia Commons

En segundo lugar, garantizar que el cese de la aplicación del Derecho de la UE no provoque conductas lesivas a los intereses de la UE y España, como el tráfico y el contrabando, o la evasión de impuestos u ocultación de beneficios.

Ambos objetivos han quedado contemplados en los acuerdos bilaterales firmados entre el Reino Unido y España en relación con Gibraltar y “nuestra voluntad es que sigan en vigor con independencia del escenario que se produzca. En la eventualidad de una salida abrupta, su aplicación deberá ajustarse a esta circunstancia, constituyendo de hecho parte importante de las medidas de contingencia para Gibraltar”, subraya el comunicado del Gobierno.

Las medidas de contingencia, y el Gobierno Sánchez no aclara ni cuáles son , ni si se trata de las adoptadas en caso de Brexit duro o con acuerdo, “se ajustan a los requisitos fijados por la Comisión, que exigen que sean unilaterales, conformes al Derecho de la UE, y de un alcance temporal y material limitado para no reproducir las ventajas de la pertenencia a la Unión.”

Tres tipos de medidas

Según indica el Gobierno, el Plan de Contingencia contiene medidas de tres tipos: Legislativas, logísticas y de comunicación a los ciudadanos.
El Gobierno de España informa de que prepara un Proyecto de Real Decreto-ley, cuya adopción se prevé para febrero, que modifica algunos aspectos normativos y prevé la adopción por vía reglamentaria de medidas adicionales.

También adoptará el Gobierno medidas logísticas dirigidas a la dotación de medios personales y materiales para afrontar una situación de salida sin acuerdo, según explica el comunicado.
Promesas y más promesas, pero pocas concreciones a cuatro días del día B.

Web informativa y seminarios, todavía por venir

Una página web en el servidor de Presidencia del Gobierno informará sobre lo que deben hacer los ciudadanos y empresas para preparase ante los diferentes escenarios posibles (Brexit duro o con acuerdo). De momento, ni rastro del site.

El Gobierno de Sánchez habla de acciones de comunicación, aunque la única desvelada hasta ahora es la puesta en marcha de este site, el cual, según explica Moncloa constituye la pieza central entre otras medidas de formación como seminarios específicos destinados a empresas.

Imagen sobre el titular.- La Ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá -centro-, la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero -izquierda-, y la Ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño -derecha-, antes de comenzar su comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros. Imagen, Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa.

Eastwind links relacionados:

Brexit.- May pide garantías legales y políticas, la UE le ofrece sólo declaraciones políticas

Brexit.- May difiere la votación del acuerdo en el Parlamento para renegociar

Brexit.- Sánchez firma el Acuerdo de Salida sin cambios en el Protocolo sobre Gibraltar

Brexit.- Dimisiones en cascada en el Gabinete May y el refrendo al acuerdo técnico parece imposible en el Parlamento Británico

La UE y Reino Unido alcanzan un acuerdo técnico para el Brexit

Los twecos, pesimistas con las consecuencias que el Brexit traerá a España

Debemos minimizar los obstáculos y barreras derivados del Brexit , dice Felipe VI

Reino Unido, ahora primer inversor europeo en España

 

PUNTUAR ARTÍCULO
Cargando…
COMPARTIR ARTÍCULO