El sector turístico pide la cabeza de Alberto Garzón

El Ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha definido al turismo como «sector de bajo valor añadido”, con una actividad “estacional y precaria” y la reacción de las patronales de este sector que representa alrededor del 13% del producto interior bruto (PIB) español no se se ha hecho esperar, quemadas como están con un plan de desconfinamiento por fases y un plan de choque diseñado por el Gobierno PSOE-Podemos que no sólo no convencen a nadie sino que no se están implantando con la rapidez que habría sido necesaria.

“Es inaceptable que una persona que ocupa un cargo de su relevancia demuestre semejante ignorancia y desconocimiento sobre el sector turístico español, puntero a nivel internacional y reconocida referencia del I+D aplicado a su ámbito”, ha recalcado Juan Molas, Presidente de la Mesa del Turismo.
La indignación expresada por la Mesa de Turismo ha sido verbalizada en similares términos o incluso mas duros por otras patronales y asociaciones del sector, incluida Exceltur.

El Líder de Izquierda Unida y Ministro de Consumo hacía semejantes declaraciones despectivas y carentes de fundamento en el contexto de su comparecencia en el Congreso de los Diputados hoy.

Rectificación o dimisión

“En una situación crítica, como ésta, que afrontan de la mano el turismo y la sociedad, lo menos oportuno es que una autoridad pública como el Ministro Garzón mine la imagen de uno de los principales sectores generadores de riqueza, empleo y estabilidad del país y, además, lo haga con unas afirmaciones que no se corresponden con la realidad”, añadió Molas.

La Mesa del Turismo exige por estas razones al Ministro Garzón una rectificación inmediata o su dimisión. La Mesa apela además al Presidente Pedro Sánchez para que ponga orden en el Gobierno de coalición que preside y que reiteradamente viene arremetiendo, de una u otra forma, contra el turismo, sin comprender su importancia y transversalidad para la economía del país.

Juan Molas (Presidente de la Mesa de Turismo). © Mesa de Turismo.

“Las relaciones entre el sector y la Ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, son extraordinariamente fluidas y sustentadas en la confianza y receptividad que la señora Maroto siempre ha mostrado en relación a nuestras problemáticas y circunstancias, de las que es una buena conocedora. Por ello, con todo el respeto, le solicitamos que sugiera a otros miembros del Gobierno que se abstengan de realizar manifestaciones que no están en armonía con el tono, el fondo y las formas que las actuales circunstancias requieren”, añade el comunicado de esta patronal turística, a propósito de los insultos de Alberto Garzón.

Creada en 1986 la mencionada asociación representa a 50 empresarios y profesionales entre los más relevantes del sector turístico. Su Presidente, Juan Molas, lamenta que un ministro de España se pronuncie con tanto desprecio sobre un sector que lidera el ranking mundial de competitividad turística según el Foro Económico Mundial.

Las declaraciones de Alberto Garzón se suman la Orden Ministerial publicada en el BOE el 12 de Mayo, el día inmediatamente anterior a que la Comisión Europea presentara un plan integral para la recuperación y dinamización del sector turístico comunitario, uno de los más perjudicados por la situación de pandemia.

La Orden del Ministerio de Sanidad del Gobierno Sánchez, que entra en vigor mañana, impone una cuarentena de 14 días a todos los viajeros internacionales que lleguen a nuestro país. La Comisión desaconseja, por el contrario, tanto la imposición de cuarentenas como el pasaporte de inmunidad.

De acuerdo con los últimos datos publicados por el INE el 23 de diciembre de 2019, el sector turístico español aporta el 12,3% del PIB de nuestro país y genera más de 2,5 millones de puestos de trabajo (el 12,7% del empleo total en España).

En plena desaceleración del crecimiento del sector, llegó el coronavirus

La crisis del Coronavirus y sus nocivas consecuencias para el turismo derivadas de las medidas de confinamiento y del cierre de actividad ha llegado en un contexto de desaceleración en el crecimiento de la actividad turística por segundo año consecutivo.

De acuerdo con los datos del Informe Exceltur sobre Desempeño de la Actividad Turística en 2019 el crecimiento del sector se vió reducido hasta el +1,5%, por debajo del del conjunto de la economía española (+2%).

Aún así el sector turístico español mantuvo el año pasado su capacidad de generación de empleo (+3,5%), o lo que es lo mismo, creó 64.851 puestos de trabajo. La cifra supone una capacidad de ofrecer nuevos empleos 1,2 puntos por encima del resto de los sectores. Y esto a pesar de la preocupante caída de la productividad y el aumento de los costes laborales.

La configuración de los ERTEs y demás medidas del gobierno no ayudan, sino todo lo contrario

La exigencia de mantener los puestos de trabajo por parte del Gobierno para que los empresarios puedan acogerse a los ERTEs produce además una situación poco o nada sostenible para las compañías turísticas españolas, porque la caída de las demanda se añade a una situación de aumento de empleados, reducción de la productividad e incremento de costes laborales derivados de la subida del salario mínimo interprofesional.

Fuente de los datos y los gráficos Informe Exceltur sobre Perspectivas Turísticas (enero 2020).© Exceltur

De acuerdo con el Informe Exceltur, en 2019 el sector volvió a demostrar la notable capacidad de generación de empleo de las actividades turísticas (creció el número de afiliados a la Seguridad Social un +3,5% hasta diciembre, lo que supone 64.851 trabajadores activos más que en 2018). Y esto sin que se resintiera el ritmo de creación de empleo respecto del año anterior (en diciembre de 2018 el empleo turístico aumentaba un +3,2%).
El aumento de los afiliados del +3,5% (+3,1% en términos de trabajo a tiempo completo equivalente) por encima de la actividad (+1,5%), refleja la apuesta del sector por la creación de empleo. No obstante, significa, a su vez, un descenso de la productividad en 2019, a pesar del aumento de los costes laborales (+2,8% en el promedio de las actividades turísticas en 2019), por el notable esfuerzo empresarial en las subidas de los últimos convenios y el impacto del alza del Salario Mínimo Interprofesional.

Si esta situación de incremento de costes laborales y descenso de la productividad junto con la desaceleración en el crrecimiento de ingresos era, según Exceltur, difícilmente sostenible a medio plazo, menos todavía lo será ahora con el parón del sector debido a la pandemia, si el Gobierno continúa por el camino de las cuarentenas y la minusvaloración del sector por parte de alguno de sus ministros.

La Mesa, escéptica con el plan de desescalada de Sánchez: Restablecer la conectividad y la confianza, claves para la recuperación

La imposición de la cuarentena a los turistas internacionales y las declaraciones despectivas de Garzón son tan sólo los dos últimos «agravios» a un sector que se muestra escéptico frente a un plan de desescalada con el que el Gobierno Sánchez no acierta a proporcionar el apoyo que necesita el turismo para su reactivación.

“De nada nos servirán los hoteles, restaurantes y campings -entre otros- abiertos si no llegan los clientes”, por lo que las empresas turísticas van a necesitar un compromiso adicional por parte del Gobierno. Los empresarios del turismo están ansiosos por reabrir, pero la supervivencia de los negocios exige una liquidez de la que muchos se han visto privados por los meses de inactividad. La Mesa del Turismo solicita que se asegure esta liquidez empresarial mediante exenciones tanto fiscales como en las facturas de servicios exteriores (electricidad, gas, etc.), decía Juan Molas (Presidente de la Mesa de Turismo) inmediatamente después de que Sánchez presentara su plan de desconfinamiento por fases.

Juan Molas (Presidente de la Mesa de Turismo). © Mesa de Turismo.

Molas añadía además: “Asimismo entendemos que habrá que proponer estímulos financieros a la inversión y a las operaciones turísticas, abriendo líneas de financiación para las empresas que vayan a adoptar las soluciones que garanticen los protocolos sanitarios o las reformas que habrán de hacer de cara a la adaptación de los establecimientos para que puedan operar de nuevo con todas las garantías”.

Por otro lado y dejando a un lado los aspectos de liquidez financiera, La Mesa subrayaba ya entonces que favorecer la conectividad es clave para reactivar el turismo. Afirmaba esta asociación hace tan sólo unos días que le habían llegado «noticias de que la conectividad aérea a los destinos españoles en el marco europeo podría retrasarse en los próximos meses. De confirmarse este extremo, la recuperación de la demanda turística y la reactivación del sector se verían seriamente amenazadas. Por eso, la Mesa reclama la absoluta necesidad de favorecer a nivel nacional e internacional la movilidad y la conectividad aérea. En esta línea, también aboga por una nueva política de visados, evitando los errores del pasado y agilizando la llegada de turistas procedentes de mercados muy relevantes para algunas zonas turísticas españolas.»

Para avanzar en la recuperación de la confianza de los millones de turistas europeos que cada año eligen España para disfrutar de sus vacaciones, la Mesa de Turismo urgía igualmente al Gobierno a poner en marcha un gran plan de comunicación. Un programa de comunicación a definir conjuntamente entre el sector público y el privado, y que incidiera en que España es un destino seguro a todos los efectos, singularmente en el ámbito sanitario.

“Somos el destino turístico más competitivo del mundo según el World Economic Forum y éste es el momento de demostrarlo, comunicando eficazmente a todos nuestros mercados, a los millones de clientes que hemos fidelizado durante décadas, que la seguridad es uno de los atributos más sólidos de los exitosos destinos turísticos españoles”, argumentaba el Presidente de la Mesa del Turismo.

Nada más alejado de estas peticiones que la Orden Ministerial estableciendo una cuarentena obligatoria de 14 días para los turistas y viajeros internacionales que visiten España.
Una restricción que ha sido contestada hoy por Francia prohibiendo la entrada de los turistas procedentes de nuestro país y por Alemania, que desaconseja a sus nacionales viajar a España.

La postura de la Mesa del Turismo se sustancia, decía el comunicado oficial de la mencionada patronal, en que <<de una vez por todas, el turismo debe ser Política de Estado y ser prioritario en la recuperación nacional>>. Con una aportación directa al PIB del 12,5%, que alcanzaría el 18% de aportación indirecta, y en tanto que generador del 13% del empleo nacional, la normalidad del sector turístico es clave para la estabilidad económica y social que se aspira a recuperar.»

Con las patronales del sector, las declaraciones de Garzón evidencian un completo desconocimiento y desprecio por el sector turístico español. Como queda suficientemente acreditado en este post, las declaraciones de Garzón carecen de cualquier fundamento ni desde el punto de vista de la evidencia económica ni de los datos de creación de empleo.

Sin ánimo de ofender a nadie, en este momento recuerdo la letra de aquella canción que nos colocó en el último lugar del Festival de Eurovisión: «¡Ay quién maneja mi barca, quién, que a la deriva me lleva…»

Y lo que resulta todavía más preocupante, entre desmán y desmán de la rama Izquierda Unida-Podemos del Gobierno, desde el ala PSOE del Ejecutivo, la Ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto, callada como un muerto, por el momento.

Los empresarios ponen sus esperanzas en el turismo doméstico y MICE

«Mientras se concreta la deseada reactivación de los mercados emisores internacionales» señalaba el comunicado oficial valorando el plan de desconfinamiento por fases de Sánchez, la Mesa del Turismo confía en que el turismo doméstico responda positivamente a los atractivos de los destinos nacionales en los próximos meses. Igualmente deposita sus expectativas en una paulatina recuperación de los viajes de negocio internos y del sector MICE a medida que las circunstancias lo permitan».
Y qué remedio va a quedar, si el Gobierno no rectifica medidas como la de la cuarentena obligatoria para turistas internacionales.

Afortunadamente para el sector, el grueso de los visitantes que acuden a los destinos españoles venían siendo ciudadanos residentes en nuestro país, lo que permitiría, si el Gobierno PSOE-Podemos no «maquina» impedimentos legales adicionales, un cierto mantenimiento de la actividad turística mientras no se encuentre una vacuna eficaz contra el COVID-19.

Imagen sobre el titular.- Alberto Garzón (Ministro de Consumo).© Izquierda Unida.

Eastwind links relacionados:

El 50 porciento de los españoles deseando volver a bares y restaurantes tras el confinamiento

Ramón Estaella (CEHAT): Y se olvidaron del turismo

Coronavirus.- A las agencias de viaje se les queda muy corto el plan de choque del Gobierno

COVID-19.- Las ventas de las agencias de viaje se han reducido un 50%, dice UNAV

COVID-19.- La OMT pide apoyo financiero y político a un sector turístico formado en un 80% por Pymes y con pérdidas esperadas de hasta $50.000 millones

COVID-19.- IATA aumenta el pronóstico de pérdida de ingresos hasta los $ 113.000 millones

OMT.- 23 recomendaciones para «curar» al sector turístico mundial del coronavirus

Juan Molas sucede a Abel Matutes en la Presidencia de la Mesa de Turismo

Quiebra de Thomas Cook.- Mucho más de €200 millones en pérdidas para el sector turístico español

Links externos relacionados:

Informe Exceltur de Perspectivas Turísticas (Enero de 2020)

Orden SND/403/2020, de 11 mayo, sobre las condiciones de cuarentena a las que deben someterse las personas procedentes de otros países a su llegada a España, durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

Close Bitnami banner
Bitnami