Joe Biden_Kamala Harris_campaña_Elecciones EEUU_03

Comunicación 100% femenina por primera vez en la historia de La Casa Blanca

El tándem Joe Biden-Kamala Harris ha elegido para La Casa Blanca el primer equipo de comunicación 100% formado por mujeres en la historia de la Presidencia de EEUU. La noticia ha sido subrayada a bombo y platillo por los principales medios estadounidenses, incluso por encima del hecho de que Janet Yellen será la primera Secretaria del Tesoro en la historia del país. Parece que Biden se está empleando a fondo en contrarrestar el talante «machista» del Presidente saliente. Un Presidente saliente que está demorando la entrega del testigo todo lo posible, mientras pone en entredicho la limpieza del sistema electoral en la misma cuna de la democracia moderna.

Mientras Donald Trump se muestra renuente a entregar la silla del despacho oval, Joe Biden y Kamala Harris continúan en la «carrera» hacia la toma de posesión de Biden como Presidente de los EEUU y de la que será la primera mujer Vicepresidenta en la historia del país.

Y como vienen demostrando a cada paso, Biden y Harris con el anuncio de ayer tampoco han dado puntadas sin hilo, o lo que es lo mismo, sin mensaje.

La Administración Biden ha anunciado a bombo y platillo un «first time» un por primera vez en la historia de los EEUU: La Casa Blanca disfrutará de un equipo de comunicación y prensa 100% formado por mujeres, todas ellas profesionales de reconocido prestigio y con experiencia probada, no sólo en el ámbito de la comunicación política sino como periodistas combativas en medios de primera fila.

¿Vuelta al «Obama style»?

Al menos cinco de las «mujeres del Presidente» nombradas oficialmente hoy, han trabajado ya con Joe Biden durante el tiempo en el que ocupó la Vicepresidencia del país junto al que lograba llegar a ser el primer líder negro del «mundo libre» no hace tanto, aunque después del giro Trump parezca que aquello sucedió hace un siglo.

Me refiero concretamente a Elisabeth E. Alexander (Directora de Comunicación de la Primera Dama), Kate Bedingfield (Directora de Comunicación de La Casa Blanca), Ashley Etienne (Directora de Comunicación del Vicepresidente), Karine Jena-Pierre (subsecretaria de Prensa de La Casa Blanca) y Jen Psaki (Secretaria de Prensa de La Casa Blanca.

oe Biden_Kamala Harris_nobramientos_comunicación Casa Blanca_Elecciones EEUU
El Presidente electo de los EEUU, Joe Biden, anuncia el primer gabinete de comunicación 100% femenino de la historia de La Casa Blanca. © Oficina de Transición Biden-Harris.

Cinco de las siete elegidas llegan, por tanto, con el aura de expertas en comunicación fluida, adquirida bajo el «no palio» de Barack Obama.

Symone Sanders (Asesora Senior y Portavoz del Vicepresidente) aporta un peso profesional específico adquirido al «amor» del Senador Harris, además de un poco más de color al equipo de una Casa Blanca cuyo Vice, no sólo es mujer, sino que lleva sangre de la India y, por tanto, de nada sajona en sus venas.

Por último, pero no menos importante, Pili Tobar (Subdirectora de Comunicaciones de La Casa Blanca) pone el acento latino a una estructura de comunicación institucional y prensa que lo recibe a uno en español tan pronto como la website detecta que accedes a ella desde «Spain».

Más «mujeres del Presidente»

Lo que ha sido una elección 100% femenina para el gabinete de prensa y comunicación no lo ha sido tanto, aunque casi, en otras áreas del futuro Gobierno Estadounidense.

Hoy la oficina de Transición de Biden desvelaba el nombre de los que serán miembros clave de su equipo económico. De seis cuatro son mujeres y todas ellas con una trayectoria profesional más que reconocida.

Janet Yellen será la primera Secretaria del Tesoro y la primera a la cabeza de esta cartera en la historia del país.
También será «el primer ciudadano norteamericano», independientemente de su sexo, que haya servido a los EEUU como Secretario del Tesoro,Presidente del Consejo de Asesores Económicos y Presidente de la Reserva Federal.

Joe Biden_Kamala Harris_nobramientos economia_seguridad_Elecciones EEUU
El Presidente electo de los EEUU, Joe Biden, anuncia varios nombres de su futuro gabinete económico (izquierda) y en el área de seguridad nacional (derecha). © Oficina de Transición Biden-Harris.

Neera Tanden (Directora de la oficina de Gestión y Presupuestos), Cecilia Rouse (Presidenta del Consejo de Asesores Económicos) y Heather Boushey (miembro del Consejo de Asesores Económicos) completan la lista de nombramientos femeninos de hoy.

Wally Adeyemo será Vicesecretario del Tesoro y Jared Bernstein, antiguo Economista Jefe de Biden durante los primeros años de la legislatura Obama-Biden, ha vuelto a ser fichado como miembro del Consejo Asesor Económico.

Joe Biden_Kamala Harris_primeros nobramientos_Casa Blanca_Elecciones EEUU
El Presidente electo de los EEUU, Joe Biden, anuncia varios nombres de su futuro gabinete. © Oficina de Transición Biden-Harris.

Aparte de una orientación económica basada en el sentido común, no en la ideología o en los prejuicios, protección de los consumidores, desarrollo económico equitativo, y diversidad resumen el acervo que aportan los nuevos miembros del gabinete Biden anunciados hoy.

De nuevo el Gobierno acoge talentos afro-americanos, Cecilia Rouse y Wally Adeyemo, e integra además un componente asiático, Neera Tanden, quien, de ser confirmada en el cargo, se convertirá en la primera estadounidense de origen sur-asiático a la cabeza de la Oficina de Gestión y Presupuesto.

¿Vuelta de EEUU al multilateralismo político y económico?

En el tándem Biden-Harris todo son gestos de apertura, frente a la tensión excluyente de Trump. Queda por ver si el mensaje se traduce en una vuelta efectiva de EEUU al multilateralismo económico. Un multilateralismo que favorezca la libre circulación de productos, servicios, capitales y personas en un mercado planetario capaz de superar el «mercantilismo» y los planteamientos darwinistas propios del colonialismo y del nacionalismo al estilo de los 30.

Hicieron falta dos guerras mundiales para que Francia y Alemania decidieran trabajar juntas en lugar de enfrentarse. Es preciso ahora que potencias como China y EEUU acuerden algo parecido y no de cara a la galería.

Joe Biden
El ex Vicepresidente de los EEUU conversa con afiliados del Partido Demócrata en IOWA (2019). Fotografía, Gage Skidmore

El Fondo Monetario Internacional mencionaba hoy en sus conclusiones oficiales al Artículo IV dedicado a la zona Euro, la apuesta por el multilateralismo comercial en el seno de la OMC (Organización Mundial del Comercio) como una de esas recetas para salir de la crisis generada por la COVID-19 y las medidas de confinamiento que los Estados han impuesto para evitar el contagio de la pandemia.

Parece que Europa, con el Brexit en el horizonte a la vuelta de Diciembre, intenta dar ejemplo. Los líderes de los países e Instituciones Comunitarios daban la enhorabuena en masa a Biden por su victoria electoral en la esperanza de que EEUU volviera a las negociaciones para poner en marcha ese Pacto Trans-Atlántico encaminado a abrir las fronteras comerciales entre Europa y EEUU.

También se empeña la UE en cerrar un acuerdo con la Administración «separatista» de Boris Johnson, el «discípulo» británico de Trump. La idea es llegar a un convenio que minimice los efectos negativos de esta vuelta contra corriente de Reino Unido al nacionalismo económico. Reino Unido es uno de los mercados publicitarios punteros dentro de Europa y en su capital, Londres, se localiza la sede central de varios de los grupos publicitarios multinacionales más fuertes del mundo, con lo que el Brexit no favorece precisamente que el Viejo Continente mantenga su posición de gran potencia en el mercado de la comunicación mundial. Un Brexit sin acuerdo lo favorecería todavía menos.

Aunque quizá la latinización de EEUU sí pueda ayudar a España en este aspecto si sabe jugar bien sus cartas y continúa reforzando sus vínculos culturales y económicos con América Latina y el Sur de Estados Unidos. Hablamos el mismo idioma, aunque, dicho sea de paso, cierta Ley Celaá pretenda minimizar la importancia de que nuestros niños manejen todos perfectamente el español, con independencia de la Comunidad Autónoma en la que se eduquen.

Joe Biden y Kamala Harris durante la campaña de las últimas elecciones presidenciales en EEUU. Fotografía, Adam Schultz / Biden for President

El Primer Ministro británico Johnson encara las negociaciones Brexit en un momento en el cual crece el descontento entre los ciudadanos por una gestión de la pandemia que les parece deficiente a la mayoría. El aprendiz de Trump pierde pie incluso entre las filas conservadoras en el Parlamento inglés, lo que le obligará a pactar con los laboristas para sacar adelante su acción de gobierno.

Soplan vientos anti populistas también en la democracia parlamentaria más antigua de Europa. Pero llegan tarde para evitar la «pandemia» proteccionista alentada por los brexiters ingleses, y que Trump pretendía aprovechar, sin duda.

La deriva isleña de los europeos al otro lado del Canal de la Mancha conduce a un Brexit que parece de todo menos una vacuna económica adecuada en tiempos de COVID-19.

Cuando se conocieron los resultados electorales en Estados Unidos de América, Irán daba un paso, al menos de alminares hacia afuera, hacia la estabilidad de Oriente Medio, en la esperanza de que Biden traiga de nuevo a EEUU de vuelta al «Pacto Nuclear». Olvidan los iraníes que uno no puede pedir lo que no está dispuesto a cumplir, pero en cualquier caso, la bajada de tensión en la zona lo agradecerá la economía mundial, no sólo la iraní.

La dictadura china, parapetada detrás de su propia muralla, desconfía. Continúa a la espera de que el tandem Biden-Harris comience a funcionar al 100% una vez que Trump entregue por fin las riendas del gobierno a finales de año.

El mal perder estratégico de Trump

Una entrega de poderes que Donald Trump ha prometido cumplir, aunque entre acusaciones al sistema electoral de irregularidades y achacando a ellas su derrota.

¿Podría este calculado «mal perder de Trump» constituir un freno a la apertura prometida por Biden?. Se verá con el tiempo si la América «indignada» crece o va diluyéndose a base de cambios estructurales en la sociedad y la economía del país.

De momento alguno de los Estados fabricantes de automóviles, cuyos ciudadanos en paro votaron en masa a Trump llevándolo a La Casa Blanca, se ha visto obligado a cambiar de negocio.

Poco a poco sus ciudadanos han encontrado un nuevo cauce vital con con la nueva actividad económica (reforma estructural). Y esto no precisamente gracias a la reapertura de fabricas de coches que prometía Trump y su corto de miras «make America great again». Tampoco han encontrado otra oportunidad estos ciudadanos a base de encerrar al país dentro de una muralla anti-inmigrantes y proteccionista.

Donald Trump (elegido como el 45ª Presidente de los EEUU). Imagen procedente del canal oficial de la campaña de Doonald Trump en Facebook.

No obstante, el trumpismo, como ha sucedido con el peronismo, podría sobrevivir a estas elecciones perdidas. Porque los populismos no fían el apoyo de sus seguidores a una buena gestión económica, a argumentos racionales, sino emocionales.

Este tipo de movimientos son a la política lo más parecido a una secta en él ámbito religioso. El líder político populista cimenta su liderazgo, como si de una estrella del rock se tratara, en la fe ciega, en el amor incondicional de sus seguidores, no en el voto responsable de millones de ciudadanos capaces de decidir racional y madura lo que mejor les conviene en cada momento.

Trump no dejará de tener seguidores probablemente. El reto de este movimiento que ha sabido conectar con el ansia de revancha de esa Norteamérica blanca desheredada, amiga de mirarse al ombligo, estará en encontrar un sucesor para su mártir cuando este muera o en caso de que pierda el «carisma».

Dice el tuit fechado el 30 de noviembre de 2020: «No estoy luchando por mí, estoy luchando por los 74.000.000 millones de personas (sin incluir
las muchas papeletas de Trump que fueron «tiradas»), un récord para un presidente en funciones, ¡que votaron por mí!». Para ver el tuit original click aquí

Analizamos en profundidad el fenómeno Donald Trump en su día. Si alguno de mis lectores tiene interés puede leer el artículo en el link que proporciono al final del presente post.

Cayó el muro, pero mucho por hacer, también en publicidad

La vuelta a la América dialogante, hospitalaria con el extranjero, que augura el cambio demócrata en EEUU no puede más que beneficiar a la libre circulación del talento creativo en un mercado, el de la publicidad, pionero de un teletrabajo sin fronteras, cada día más «glocalizado».

Kamala Harris_campaña_Elecciones EEUU_02
La senadora Kamala Harris conversa con afiliados del Partido Demócrata en IOWA (2019). Fotografía, Gage Skidmore

Un sector, el de la comunicación, en el que se habla abiertamente de paridad, pero en el cual, a pesar del «mea culpa» oficial entonado por las empresas que operan en él, queda mucho por avanzar en ámbitos como el de la igualdad de género y gestión de la diversidad de todo tipo.

No olvidemos que estamos comentando la elección de Kamala Harris y del «female power» (poder femenino) en el gabinete Biden porque constituyen excepciones a la regla del «male power» (poder masculino) y del «white power» (poder blanco). El día en que elecciones de este tipo no merezcan comentario por haituales será señal de que hemos avanzado verdaderamente en este y otros aspectos.

Imagen sobre el titular.- Joe Biden anuncia la nominación de Kamala Harris como candidata a la Vicepresidencia de los Estados Unidos. Fotografía Adam Schultz / Biden for President

Eastwind Marketing links relacionados:

La clave del éxito Trump.- Crear un movimiento en lugar de hacer campaña

Agencias Creativas.- Crece el número de directivas pero la brecha salarial sigue ahí

Eastwind links relacionados:

La política de Trump, uno de los principales riesgos para la economía global

Trump retira a EEUU del TPP y negociará acuerdos de comercio bilateralmente

#DiaDeLaMujer Más del 50% de los empresarios, contra las auditorías de brecha salarial obligatorias

Las mujeres cobran un 36,1% menos pensión que los hombres

Links externos relacionados:

Para más información sobre los nombramientos del Presidente de los EEUU electo, Joe Biden, clic aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias