Votar contra el ‘no acuerdo’ no evita el riesgo de Brexit duro, hasta aquí, todos contentos

Juncker, Tusk y Barnier aseguran que la UE no renegociará, mientras el Ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido cree que al final cederán

Eva González Londres (Reino Unido), 31 enero, 2019

“Seguiré en estrecho contacto con La Primera Minstra May, a quien le tengo el mayor respeto, y escucharé sus ideas. Pero también seré extremadamente claro sobre la posición de la Unión Europea,” aseguró ayer mismo por la tarde ante el Pleno del Parlamento Europeo, Jean-Claude Juncker (Presidente de la Comisión Europea).

A pesar de lo que decía hoy Jeremy Hunt (Ministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido) en declaraciones a la BBC, en el sentido de que esta podría ser tan sólo la primera reacción a una propuesta de Reino Unido para enmendar el Acuerdo de Salida, la UE sigue cerrando filas a favor de lo firmado ya con Theresa May.

Si nos atenemos a la posición reiterada una y otra vez por las Instituciones Europeas, salvo que el Reino Unido decida quedarse dentro de la Unión o acuerde con la Comunidad una prórroga del Artículo 50 antes del 29 de marzo (fecha establecida para la separación), podría haber Brexit duro. Aunque el Ministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido y los Miembros de la Cámara de los Comunes se muestran convencidos de que sigue abierto el plazo para negociar hasta el 29 de marzo y dan la impresión de que conseguirán una prórroga con tan sólo pedirlo.

Votar contra el no acuerdo no garantiza que Reino Unido consiga otro diferente del firmado

“Ayer, por primera vez, la Primera Ministra (del Reino Unido, se entiende) Theresa May pidió abiertamente la reapertura del Acuerdo de Separación,” explicaba ayer Michel Barnier (Negociador Jefe para el Brexit de la UE) en su discurso ante la sesión plenaria del Parlamento Europeo.

Left to right.- Michel Barnier (EU Commission head negotiator for Brexit), Jean Claude Juncker (President EU Commission) and Donald Tusk (President EU Council) on 25th November 2018. © EU Council.

De izquierd a aderecha.- Michel Barnier (Negociador de la Comisión Europea para el brexit), Jean Claude Juncker (Presidente de la Comisión Europea) y Donald Tusk (Presidente del Consejo Europeo) el domingo 25 de noviembre de 2018. © Consejo Europeo

“Incluso antes de la votación de ayer por la noche, se distanció del acuerdo que ella misma negoció y acordamos”, continuó.
“Posteriormente, el Gobierno Británico dio su apoyo explícito a la enmienda realizada por Sir Graham Brady, la cual solicita que el ‘Backstop’, previsto en el Protocolo sobre Irlanda, sea reemplazado por acuerdos alternativos, que en realidad no están definidos.
“Al mismo tiempo, la Cámara de los Comunes rechazó el escenario de “no acuerdo”, sin especificar, sin embargo, cómo evitar tal escenario.
“Esta es la situación en la que nos encontramos esta tarde, en esta larga y extraordinaria negociación, en un momento serio e importante.
“El Presidente Tusk (Presidente del Consejo Europeo, se entiende) anoche y el Presidente Juncker (Presidente de la Comisión Europea, se entiende) han recordado que compartimos el deseo del Parlamento Británico de evitar un ‘no acuerdo’.

“Yo estoy de acuerdo con Theresa May: votar en contra de un ‘no acuerdo’ no elimina el riesgo de un ‘no acuerdo'”, subrayó Barnier

El acuerdo de separación, el mejor y el único posible, dice Juncker

“El Acuerdo de Separación sigue siendo el mejor y el único acuerdo posible”, explicó ayer por la tarde ante el Pleno del Parlamento Europeo Jean-Claude Juncker (Presidente de la Comisión Europea), quien añadió: “La Unión Europea lo dijo en noviembre. Lo dijimos en diciembre. Lo dijimos después de la primera votación en los Comunes en enero. El debate y los votos en la Cámara de los Comunes de ayer no cambian eso. El Acuerdo de Separación no será re negociado.”

Jean-Claude Juncker (President of the EU Commission) during the press briefing after the Eurogroup meeting held on 23rd March 2018.© European Union , 2018/Source: EC – Audiovisual Service

“Ambas partes han dicho alto y claro que no puede haber un regreso a una frontera dura en la isla de Irlanda. No volver a caer en las épocas más oscuras del pasado. Creo en el compromiso personal de la Primera Ministra en este punto. Pero también creo que necesitamos una red de seguridad que nos proteja contra este riesgo. No tenemos ningún incentivo ni deseo de utilizar la red de seguridad. Pero al mismo tiempo, ninguna red de seguridad puede ser realmente segura si se puede eliminar en cualquier momento.

“A veces tengo la impresión”continuó Juncker, “de que, de cuando en cuando, algunos esperan que los otros 26 países abandonen el apoyo al ‘Backstop’ y, por lo tanto, a Irlanda en el último minuto. Pero esto no es un juego. Y tampoco se trata de un simple problema bilateral. Toca a la médula de lo que significa ser miembro de la Unión Europea. La frontera de Irlanda es la frontera de Europa, y es la prioridad de nuestra Unión.”

La UE pide claridad: Dejan claro lo que no quieren, pero no lo que quieren, dice Juncker
“Sabemos por el debate de ayer que la Cámara de los Comunes está en contra de muchas cosas. Se posiciona en contra de un Brexit sin acuerdo. Es contraria al ‘Backstop’. Pero todavía no sabemos a favor de lo que está exactamente la Cámara de los Comunes”, prosiguió el Presidente de la Comisión Europea.

“El concepto de ‘acuerdos alternativos’ no es nuevo. Fue discutido en las negociaciones. Se hace referencia a ellos en la Declaración Política. Y en nuestra carta a la Primera Ministra May, Donald Tusk y yo nos comprometimos a explorar esta cuestión más a fondo como algo prioritario. Pero un concepto no es un plan. No es una solución operativa. Muchos en la Cámara de los Comunes, tanto los que votaron a favor como los que votaron en contra de la enmienda, lo saben”, señaló Juncker.

¿Un atisbo de esperanza?

Repasemos la crónica de sucesos del Brexit. Y digo crónica de sucesos, porque como alguna de las partes o ambas no entren en razón, los ciudadanos sufriremos las “sangrientas” consecuencias.

La UE sigue vetando la re-negociación del Acuerdo de Separación firmado ya con May, que fue aprobado por los países miembros de la UE el año pasado. El resultado de la votación en la Cámara de los Comunes el pasado 29 de enero implica un claro mandato a May para renegociar el ‘Backstop irlandés’. La misma Primera Ministra británica se ha mostrado favorable a re-negociar el punto del Backstop.

Además la Cámara de los Comunes Británica votó en la sesión del 29 de enero en contra de la enmienda planteada por la diputada laborista Yvette Cooper con el fin de que el Gobierno solicite a la UE una extensión del Art. 50 si en la Cámara de los Comunes no se consigue el voto positivo para el Acuerdo de Salida antes de 26 de febrero. Cierto que la enmienda se rechazó por una diferencia de votos muy apretada 321 en contra frente 298 a favor.

Ayer la Primera Ministra Británica y el líder laborista Jeremy Corbyn celebraron la primera reunión, después de que fracasara la segunda moción de censura contra el Gobierno de Theresa May. Hubo reunión, pero a juzgar por las declaraciones de Corbyn a la BBC tras el encuentro, la posición de los laboristas no se ha modificado ni un milímetro. El discurso de Corbyn sigue siendo el mismo que el que escuchamos durante la sesión de censura y el pasado 29 de enero en la Cámara de los Comunes (hemos recogido la posición de Corbyn con todo lujo de detalles en otros post publicados en Eastwind -ver links al final de este artículo-).

Jeremy Hunt (Ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido). Imagen procedente de su perfil en Facebook.

Con el panorama descrito, esta misma mañana Jeremy Hunt (Ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido) decía claramente en una entrevista concedida al programa 4 Today de BBC Radio que podría ser necesario que el Gobierno solicitara una prórroga del Artículo 50, en primer lugar porque quedan todavía por aprobar, incluso por diseñar varias normas legales para introducir las reformas necesarias exigidas por el Brexit en sectores como el financiero, el del transporte, el del comercio, etc…

En segundo lugar, Hunt también reconoció que ese plan B tan aireado por Theresa May todavía está por definir y que si la re-negociación del Acuerdo con la UE se dilata más allá de febrero, el plazo para dejarlo todo preparado con el fin de iniciar el proceso de salida el 29 de marzo venía un poco apretado.

Theresa May ni ha apoyado ni ha desmentido a su Ministro de Asuntos Exteriores, hasta el momento.

Mientras tanto corren rumores de que la Primera Ministra Británica podría convocar a la Cámara de los Comunes para un nuevo ‘Meaningful Vote’ sobre un Acuerdo de Separación reformado a negociar con la UE el próximo 14 de febrero.
También se dice que May y la Cámara de los Comunes podrían prescindir de las vacaciones de Pascua para seguir trabajando y cumplir plazos.

Hay quien afirma además que el Grupo Laborista madura volver a plantear la enmienda de Yvette Cooper (Miembro del Partido Laborista y Miembro del Parlamento por Normanton) ligeramente modificada para conseguir que el Gobierno pida la prórroga del Artículo 50.
Hasta aquí el último episodio del culebrón. Mientras tanto Universidades, Institutos de Opinión y Think Tanks varios se afanan en señalar las catastróficas consecuencias que conllevará el Brexit con o sin acuerdo.

Vendedora de fruta en el Mercado de Portobello Road. Imagen de Rosalind Mitchell / Portobello Road Market / CC BY-SA 2.0

Citaré uno que pinta un futuro post Brexit especialmente macabro para los ciudadanos la Gran bretaña. Según el último estudio publicado por BMJ Open y recogido por la Universidad de Liverpool, un Brexit duro podría reducir la ingesta de frutas y verduras en las capas sociales más desfavorecidas del Reino Unido hasta tal punto que las muertes debidas a enfermedades cardio vasculares se verían incrementadas en 12.400 casos adicionales entre 2021 y 2030.

Los autores de la investigación citan como causa de la reducción del consumo de fruta y verdura post Brexit el incremento de precios generalizado que sufrirían los mencionados productos en un país, como el Reino Unido, el cual depende para su abastecimiento en un 84% de las importaciones de frutas y en un 48% de las de verduras.

No sé si los políticos implicados en el tira y afloja del Brexit podrán dormir tranquilos si no llegan a un acuerdo después de leer el informe que citamos, pero con el 29 de marzo a la vuelta de la esquina, ya están tardando en decidirse a llegar a un consenso aceptable para todos.

Imagen sobre el titular.-Theresa May (Orimera Ministra del Reino Unido) se reune con Donald Tusk (Presidente del Consejo Europeo) antes de la celebración del Consejo Europeo del 13 de diciembre de 2018. © Unión Europea.

Eastwind links relacionados:

Los ciudadanos de la UE no pagarán tasas para conseguir la residencia legal en Reino Unido

Intervenciones de Theresa May Jeremy Corbyn en la Cámara de los Comunes del Reino Unido el 21 de enero de 2019 (en inglés)

Moncloa se prepara para un Brexit duro, pero no explica concretamente cómo

Brexit.- May pide garantías legales y políticas, la UE le ofrece sólo declaraciones políticas

Brexit.- May difiere la votación del acuerdo en el Parlamento para renegociar

Brexit.- Sánchez firma el Acuerdo de Salida sin cambios en el Protocolo sobre Gibraltar

Brexit.- Dimisiones en cascada en el Gabinete May y el refrendo al acuerdo técnico parece imposible en el Parlamento Británico

La UE y Reino Unido alcanzan un acuerdo técnico para el Brexit

Más sobre el Brexit tecleando Brexit en la casilla de búsqueda situada en la parte superior derecha de esta website.

Eastwind links relacionados (edicion inglesa):

May’s Government got the confidence of the House of Commons by just 19 votes

Theresa May faces motion of no confidence after sound defeat on Brexit deal

PUNTUAR ARTÍCULO
Cargando…
COMPARTIR ARTÍCULO